Recuperando mi libertad

Escuchar la naturaleza en estado puro a través de la mirada es un ejercicio mental y físico muy adecuado para restaurar nuestro equilibrio mental, y con ello poder aislarte de lo indeseable. Caminar sobre una alfombra de hojas de hayas contemplando las que están apunto de desprenderse, y observar al fondo una cascada de agua cristalina, mientras un rayo de sol se asome entre las ramas al tiempo que una ligera lluvia nos recuerda que es otoño, te hace pensar que mucho espacio perdemos los humanos por lo material.

Mientras desayuno en mi diario local compruebo en primer página que los aficionados a las setas están de enhorabuena con la llegada de las lluvias. Y en paginas deportivas hasta leo con entusiasmo que el Oviedo ha ganado al Lugo, líder de segunda división; quién me lo iba a decir a mi, yo que soy de Sporting.

Por cierto, me niego a que mi agenda diaria la marquen unos prófugos de la justicia y un grupo de iluminados, todos ellos con un extremado afán de protagonismo. Y confío en que los medios de comunicación recuperen la sensatez y sigan mi camino

Share

DE ALGO SIRVE SOÑAR

La única solución posible al conflicto catalán pasa por Santi Vila, un independentista moderado, sensato y dialogante, que cree en el respeto al Estado de Derecho y que, por historiador, sabe valorar las consecuencias de los errores del pasado reciente y predecir el futuro. Todo depende de Artur Mas, el principal culpable de lo que está pasando, que tiene mala conciencia y sigue controlando el PDeCAT.

Reeditar la alianza independentista, sea cual sea el resultado del 21D, solo conducirá al fracaso y a mantener un enfrentamiento indeseable, que puede hundir nuestra economía. Aunque ahora ya sabemos que el Estado tiene el poder y el dinero, y siempre gana.

Por cierto, lo ocurrido ayer forma parte de la normalidad de nuestra administración de justicia, y es una lección para saber que quién se burla de la ley puede acabar en prisión.

Share

¿Nos queremos cargar la democracia?

Existen demasiados políticos interesados en cuestionar nuestro Estado de Derecho para cargarse la democracia. Esto no es ninguna broma, y debemos de tomárnoslo con mucha seriedad. Las aguas no vuelven a su cauce porque los secesionistas catalanes siguen mandando mensajes de provocación para desestabilizar, y Pablo Iglesias se ha convertido en uno de sus aliados más fieles.

Podemos opinar sobre si procedía o no decretar la prisión sin fianza de Junqueras y otros siete “exconsellers”, pero es una decisión judicial que, compartamos o no, debemos de respetar. Y si los ahora encarcelados no estan de acuerdo, pueden recurrir la prisión, y un tribunal superior lo resolverá. Pero esto no se soluciona echándose a la calle, ni afirmando que se trata de presos políticos, porque no están en prisión por sus ideas, sino por sus actos, que algunos parecen olvidar, que están tipificados como delitos de extrema gravedad. Intentar un golpe de estado y proclamar la independencia no es ninguna broma.

Como profesional del derecho me ha llamado la atención que, a la vista de sus declaraciones, sus abogados estaban actuando más como políticos independentistas que como letrados que deben actuar con independencia de sus ideas. Basta decir que uno de ellos nos recordaba que la revolución ha de ser pacífica. ¿A que revolución se refiere?. Porque cuando se ataca el Estado de Derecho, se ataca la democracia.

Share

Reflexiones de un 1 de noviembre

Días como este, en los que la calma hace juego con la fiesta de todos los Santos, que celebramos por tradición incluso los no creyentes, invitan a la reflexión. Han pasado muchas cosas, quizás demasiadas, en los dos últimos meses, y es momento de recomponer, aunque no olvidar, lo sucedido.

La justicia ha actuado con prontitud, algo que no podemos criticar, aunque no estemos acostumbrados a ello. Y aunque muchos malintencionados o ignorantes en la materia ya se atreven a cuestionar el sistema judicial, o la procedencia o no de los delitos de los que serán acusados, o la competencia de los tribunales en los que han sido citados los presuntos culpables, todo esto entra dentro de la normalidad de nuestro sistema judicial, en la que la discrepancia es legitima, dado que nuestro sistema judicial en el orden penal es plenamente garantista.

En los próximos días es mi intención explicar algunos temas que pueden motivar confusión. Por el momento me quedo con lo que va a ocurrir esta semana, a modo de pronóstico: todos los investigados que comparezcan mañana y pasado ante la Audiencia Nacional y Tribunal Supremo quedarán el libertad con cargos, una vez que la situación se ha recompuesto y no existe el peligro de que se sigan cometiendo los delitos de los que son acusados, ni riesgo de fuga; y los que han vuelto de Bruselas lo demuestra con su propia aptitud. Es sí, si no comparece Puigdemont, se dictará orden de detención y prisión, y nadie podrá cuestionarla.

Poco a poco todo se suavizará, incluso en el orden penal. No olvidemos que el arrepentimiento espontáneo es una atenuante prevista en nuestro Código Penal.

Share

LOS EQUIDISTANTES

El problema catalán, agudizado en los últimos meses, ha puesto de moda la figura del equidistante, protagonizada por algunos políticos y ciudadanos que se sitúan en la ambigüedad con la intención de tratar de quedar bien con todos, al no tomar partido por ninguna de las posiciones enfrentadas. Como ejemplo más patente tenemos a la Alcaldesa de Barcelona Ada Colau , modelo de contorsionismo político, que puede conducirla en sus contradicciones a no saber ella misma en muchas ocasiones donde está, como escuchamos ayer en La Sexta; eso sí, se manifiesta del brazo de los independentistas alegando que es la alcaldesa de todos los barceloneses, pero se excusa cuando lo hacen los que apoyan la unidad de España.

En similar situación se podría ubicar Pablo Iglesias, si no fuese porque éste ha ido más allá, y se encuentra perdido en el limbo de no se sabe donde, sufriendo las contradicciones internas en su propio partido, hasta el punto de que los anticapitalistas se han situado públicamente al lado de la República Independiente de Cataluña, su líder catalán anuncia que pactará con la CUP y otros sectores le acusan de carecer de programa para el resto de España. Triste espectáculo propiciado por haber prescindido de cuantos compañeros de partido podían transmitir en sus mensajes algo de sensatez. Desilusión para muchos, que pagará en las urnas, al haber conseguido destrozar un proyecto político muy ilusionante.

En situaciones extremas nadie puede demostrarse indiferente o ambiguo, y es obligado posicionarse cuando no se respeta el Estado de Derecho y se pone en peligro la propia democracia, como ha ocurrido en Cataluña. Por eso muchos políticos y ciudadanos, en especial gentes de izquierdas, decidimos aparcar temporalmente nuestra ideología por cuestiones de Estado, algo que algunos no entienden, pero es muy fácil de comprender.

Muy pronto volveremos a la normalidad, y pondremos punto final al paréntesis abierto. Me pregunto, ¿que harán entonces los equidistantes?.

Share

“RESISTENCIA EN LAS CALLES” EN LA SOCIEDAD DEL BIENESTAR

Que las masas enfurecidas ocuparían las calles para defender la república catalana ante el ataque del Gobierno tras la aplicación del art. 155, es una falacia más de un independentismo cutre y de salón propiciado por la burguesía catalana. En la sociedad del estado del bienestar, en la que Cataluña ocupa un lugar de privilegio en Europa, el sacrificio de los que más tienen se limita a salir a la calle de 5 a 8 de la tarde, y eso si no tienen otra cosa que hacer.

En los próximos días podremos observar puntuales escaramuzas propiciadas, en gran parte, por gentes de la CUP, o por grupos de universitarios ociosos que no valoran estudiar una carrera, y poco más.

Puigdemont y compañia no se podrán esconder detrás de las masas para mantener sus sillones. Dedíquense a preparar su programa para presentarse a las elecciones del 21 de diciembre, para que todos puedan votar democráticamente y dentro de la legalidad, y abandonen sus aventuras secesionistas, después de hacer ante el mundo el mayor de los ridículos, dejando en evidencia la buena imagen de una Cataluña alabada por todos. Los catalanes no se merecen sus mezquindades.

Me dicen que en Cataluña hace sol, la temperatura llegará hoy a los 23 grados, y la gente ya pasea con normalidad por las Ramblas. La situación está controlada.

Share

UN INDEPENDENTISMO SIN CABECERAS

La independencia de Cataluña duró cinco horas, las necesarias para restablecer la legalidad y la democracia, y colocar en su sitio al Estado de Derecho. Y solo cinco horas duró la noticia en las cabeceras de la prensa digital, ya que la efeméride del independentismo se desvaneció con la destitución de sus cabecillas y la convocatoria de unas elecciones autonómicas, algo que nadie se esperaba.

Hoy la prensa de papel destaca las medidas aprobadas por el gobierno de Rajoy, y la digital deja en el mismo plano la declaración de independencia y la destitución de Trapero; es la derrota de un fracaso anunciado a gritos. Puigdemont pudo evitarlo, pero fue herido en su orgullo al ser llamado traidor en Twiter. 140 caracteres lo han cambiado todo.

Pronto el independentismo recurrirá a las escaramuzas, en forma de boicot a las medidas adoptadas por el Gobierno, sin descartar movilizaciones callejeras y otras zancadillas que preparan los secesionistas, incluso la formación de un Govern paralelo en el “exilio” de las redes informáticas. Todo me imagino previsto, que habrá que neutralizar con la máxima prudencia y celeridad.

Por cierto Rajoy dió a la mayoria de los catalanes lo que necesitan, vuelta a la normalidad democrática. Espero que muy pronto se recupere.

Ahora solo toca esperar. Y descansar, también descansar para tomar fuerzas, porque esto no se ha acabado.

Share