EL FASCISMO LLAMA A LA PUERTA

Viendo y escuchando lo que se dice hoy en Madrid en la plaza de Colón, no tengo la menor duda de que el fascismo más rancio, manipulador y mentiroso de este país, que en su día encarnó el franquismo, y ahora lo representa PP, Vox y Ciudadanos, quiere volver a mandarnos y a manipularlos. Ya todos se han quitado la careta, y nadie engaña a nadie.

Que los políticos escondan sus palabras detrás de tres periodistas famosos en los medios por representar a lo más rancio de la derecha, desprestigía aún más a la profesionalidad de estos y dice muy poco de aquellos, a quienes pone en evidencia por no dar la cara.

Lo que parece evidente es que el fracaso del acto, tanto en participación como en discurso ha sido rotundo, hasta llegar al ridículo. Presiento que la mayoría de las gentes sensatas de derechas y de centro de este país, que las hay y me merecen todos los respetos, estarán hoy avergonzadas al escuchar a sus lideres, y tendrán serías dudas de a quién votar en las próximas elecciones.

Alguien podría pensar que hemos escuchado solo el discurso de Vox, pero lo cierto es que todos son Vox; el “trío de Colón” representa a la ultraderecha más rancia, que solo cree en la democracia cuando gobiernan ellos. Por eso son fascistas, y no es un insulto sino una definición, que me permite mi libertad de expresión.

Share

Habrá presupuestos

El Gobierno ha hecho todo lo posible por buscar un entendimiento para conseguirlo, y es posible que haya fracasado, pero el mero hecho de que rompan por el momento las negociaciones, es un indicio de que algo se ha avanzado, y pueden reanudarse. Eso si, dejando bien claro que las lineas rojas no puede traspasarse, porque el cumplimiento de la Ley y el respeto a la Constitución son innegociables.
 
Los independentistas saben muy bien que su desconexión con España es imposible, que la independencia es inviable, y que por ello han fracasado; pero tienen que escenificar que no es así, y en eso de hacer teatro son inigualables. Pero es curioso que la ruptura unilateral de las negociaciones les ha puesto nerviosos, al situarles en tierra de nadie.
 
Ahora al PDeCAT y a ERC solo le quedan dos opciones: no apoyar los presupuestos, a sabiendas de que ello provocará unas elecciones anticipadas y que es más que posible el triunfo de la derecha, con las consecuencias de una probable aplicación de un 155 indefinido, que les dejará sin discurso ante los suyos; o asumir tambien los presupuestos como mal menor, que conllevaría también poder pactar los suyos con el PSC, y atisbar una luz para salir del laberinto en donde se han metido.
 
Los dirigentes del PDeCAT y ERC son inagotables en sus reivindicaciones, pero no son tontos, o si; pronto lo sabremos.
Share

“El relator”

Como Fuenteovejuna, todos a una, PP, Ciudadanos y Vox, han decidido manifestarse para “echar a Pedro Sánchez“, olvidándose de que son los ciudadanos los que están legitimados para ocupar la calle, ya que en un democracia consolidada, y cada vez tengo más dudas de que la nuestra lo sea, los políticos deben de defender sus posturas ante las Instituciones, y en el Congreso, y que los gobiernos los cambian las urnas. Parece evidente que vuelve el aznarismo y la “derechona” de siempre, sin complejos, pero ahora dividida en tres partidos, no soporta estar en la oposición, y quiere forzar unas elecciones ante el temor de que, de aprobarse los presupuestos, los ciudadanos puedan apreciar que las cosas pueden hacerse mirando más a la gente que a los grandes intereses económicos.

Lo llamativo, y muy peligroso para el futuro del PSOE, es que los barones que apoyaron en su día a Susana Díaz, y guardan en sus entrañas el rencor de haber sido vencidos, se suban a los púlpitos para acabar también con el Gobierno de Pedro Sánchez; pero cada uno juega a lo que sabe, o a lo que no sabe. Y junto a ellos, los carcas del partido (Guerra y compañía), que son incapaces de dejar a las nuevas generaciones que tomen sus propias decisiones.

Todo por una palabra, “relator”, persona que “hace relación de los asuntos tratados, así como de las deliberaciones y acuerdos correspondientes“, tal como lo define el diccionario de la RAE. Es decir una especie de notario, sin capacidad de decisión, que toma nota y levanta acta de las decisiones que se adoptan, sin ninguna facultad para decidir ni lo que se trata, ni lo que se acuerda. Algunos dicen que el Gobierno no lo ha explicado bien, pero quienes se revuelven deberían primero instruirse de lo que significa. Y nadie ha dicho que sea un intermediario con capacidad de decisión.

Sería el primero en oponerme a cualquier acuerdo con  los independentistas de hacerse concesiones fuera de la Ley, y que atenten a nuestra integridad territorial; pero hasta donde sabemos nada de esto se ha producido,y no hay visos de que así sea. Aunque también es cierto que tratar de buscar soluciones con el diálogo, a un problema muy complejo, con altas posibilidades de no conseguirlas, es muy difícil de entender, y en el camino también se pueden cometer algunos errores.

Quizás la mejor solución sea dejar de hablar y agrandar el problema, como así hizo el PP durante muchos años, primero llevando al T.C. el Estatuto aprobado en el Congreso hasta conseguir tumbarlo, después negándose a cualquier tipo de diálogo para agrandar el problema, y ahora proponiendo un nuevo 155, para conseguir aumentar el independentismo en Cataluña, hasta conseguir que la situación se vuelva irreversible. ¿Este es el camino?.

 

 

 

Share

Cuidado con lo que hacemos con Venezuela

Aunque toda la información de la que disponemos de Venezuela viene sesgada y orientada en una sola dirección, parece evidente que Maduro no es ningún santo, y se ha convertido en un dictador, por muchas elecciones “democráticas” que haya ganado.

Pero nos equivocamos si entramos en el juego de buenos y malos, porque en situaciones así no todo es blanco ni todo negro, y los grises de unos y otros juegan un papel muy destacado. Por ello apuntarnos a las iniciativas de Trump y Bolsonaro, no parece lo más conveniente.

Maduro es un impresentable, pero le respaldan los ciudadanos más marginados socialmente; y Guaidó cuenta con el apoyo de la clase social más conservadora y con los ricos venezolanos que han sabido tener sus fortunas fuera de su país. Y no olvidemos que las diferencias sociales en Venezuela son enormes, y nada tienen que ver con nuestro entorno.

Es evidente que en Venezuela se precisan unas elecciones libres y democráticas cuanto antes, pero no somos nosotros, ni Trump, ni Bolsonaro, quienes deben de imponer plazo para ello, bajo la amenaza de que en otro caso reconocerán a quien ha dado un golpe de estado, pues así se llama cuando se pretende alcanzar el poder por la via de los hechos, aunque para muchos sea el bueno de la película.

Viendo la postura “valiente” de Pedro Sánchez, quizás podría dedicarse a dar ultimátums a todas las dictaduras de nuestro planeta, empezando por Arabía Saudí, país al que vende armas para propiciar el genocidio que están sufriendo los ciudadanos del Yemen.

Por cierto, es muy posible que los independentistas catalanes estén tomando nota de de Pedro Sanchez para saber como alcanzar sus objetivos, y conseguir reconocimientos internacionales por la via de los hechos y no del Derecho. Y esto es muy peligroso.

Repito, no todo es blanco o todo negro. Recuerdo que cuando eramos pequeños las películas de vaqueros nos transmitían la idea de que los indios eran los malos, y los yanquis los buenos, y no era así.

Share

No pudo ser, pero al menos se intentó

Todos, en nuestro fuero interno, pensabamos que era imposible que estuviese con vida, dada la forma de producirse el accidente y el tiempo transcurrido. Pero como la esperanza es lo último que debe perderse, es muy encomiable el esfuerzo humano y material para localizar a Julen, rescatar su cuerpo y confiar en el milagro.
 
Lo que es muy censurable es que determinadas cadenas de televisión hayan convertido un hecho tan dramático en un reality, con una lucha encarnizada por obtener la máxima audiencia, por motivos exclusivamente económicos, jugando con los sentimientos humanos de manera muy poco ética. Y lamentablemente es de temer que esta situación continúe alrededor de la familia, buscando responsables, persiguiendolos hasta a estenuación… Todo lo que vemos a diario ante cualquier drama que se produzca.
 
Lo mejor ahora sería dejar descansar a Julen, y esperar a que la justicia llegue hasta donde debe de llegar. Pero sin estridencias, ni montajes, ni especulaciones.. Aunque algunos están consiguiendo deshumanizar la sociedad, a base de sentirse “tan humanos”, jugando con los sentimientos de las personas.
Share

Podemos se diluye en sus propias contradicciones

Nació alrededor del 15M y pronto se convirtió en el proyecto más ilusionante de un cambio de verdad,  que despertó las simpatías de muchos millones de españoles, que tuvieron su reflejo en las urnas, hasta el punto de que el resto de las fuerzas políticas de uno y otro signo temblaron con su presencia. Pero poco a poco fue diluyéndose como un azucarillo en un café gracias a que quienes consiguieron adueñarse de su dirección impusieron comportamientos escasamente democráticos.

A nivel nacional Pablo Iglesias se ha convertido en un verdadero “macho alfa”, imponiendo un sistema presidencialista, con tintes absolutistas. Y es llamativo comprobar cómo sus fieles seguidores defienden y justifican a ciegas cualquiera de sus  ideas o comportamientos, por muy disparatados que sean. Primero se liquidó a Errejón por ser la mente más sensata de Podemos, al presentir que tarde o temprano le haría sombra, sustituyéndolo por su pareja sentimental, con la que más tarde adquirió un costoso chalet, traicionando  su propio discurso, gracias al que había conseguido tantos votos. Y lo que ocurre ahora en Madrid con el propio Errejón, es la consecuencia lógica de un desastre anunciado, que tendrá sus resultados muy negativos en las urnas.

A nivel local, Mario Suárez, y quienes mueven sus hilos, se encargaron de dinamitar desde hace cuatro años el proyecto municipal, permitiendo que gobernase una derecha ultraconservadora, a la que han guardado pleitesía; aislando a quienes no estaban de acuerdo con sus directrices o, lo que es peor, haciéndoles la vida imposible hasta su abandono “voluntario”. Su comportamiento ha sido una auténtica traición a la mayoría de sus votantes, que confiaban en un proyecto de izquierdas para nuestra ciudad.

Lo triste de todo esto es que han decepcionado a tantos, que la desilusión se convertirá en abstención, permitiendo con ello que la derecha ascienda como la espuma sin hacer nada, a sabiendas de que sus votantes son fieles feligreses que irán a votar en tromba.

 

Share

Recordando a Paco Prendes Quirós

Acababa de morir Franco y las ganas de cambiar nuestro futuro se habían convertido en una necesidad vital para muchos. A primeros del año 1976 me encontré con Paco en la Plaza del Parchís, de Gijón, y me regaló un calendario de bolsillo de propaganda del Partido Socialista Popular, presidido por el Profesor Enrique Tierno Galvan, y en pocos minutos me convenció sin ningún esfuerzo de la necesidad de militar en ese partido que representaba a una izquierda de verdad. Por entonces eran tan solo dos militantes en Gijón, y conmigo se convertían en un trío; aunque muy poco tiempo después se produjo el milagro de los panes y los peces cuando ingresaron en bloque todos los componentes de la Democracia Socialista Asturiana, un partido nacido alrededor de mi hermano Pedro de Silva.

Así nació el Partido Socialista Popular de Asturias, presidido por Paco Prendes Quiros, que se convirtió en Candidato al Congreso en las primeras elecciones generales de la democracia celebradas en el año 1977; aunque sus algo más de 42.000 votos fueron insuficientes, por muy poco, para obtener un escaño.

Por entonces se hacía política de verdad, con ilusión y entrega, sin ambiciones personales; y aquello resultaba hasta divertido, porque era un juego al que no estabamos acostumbrados. Una época irrepetible que disfruté bajo la batuta de Paco Prendes Quiros.

Hoy, cuando asistí a su despedida, y comprobé que se encontraban presentes decenas de militantes del entonces PSPA, recordé aquellos tiempos que nunca volverán, pero si merecieron la pena de disfrutar.

Paco era un verdadero republicano y demócrata, y pudo serlo todo en política; pero prefirió escoger la vía civil, sin ataduras de partido, porque quería ser libre de verdad y republicano sin complejos; y lo consiguió hasta su muerte, que le llegó por sorpresa y sin sufrimiento.

Hasta siempre Paco.

Share