Nuevas formas de hacer política frente a los viejos hábitos de la casta

podemos07

Los tiempos están cambiando y muchos protagonistas de la política de siempre aún no se han enterado. Asistimos a un escenario político nuevo, y nuevas deben ser las maneras de enfrentar el futuro inmediato; pero, a juzgar por los titulares de los periódicos,  ni PP ni PSOE  se han percatado de que el cambio de cromos o el reparto de cargos y sillones son el pasado a superar. E incluso los medios de comunicación deben de ser reeducados para asimilar esta nueva situación, y contar las cosas de otra manera.

Dejando al margen la esperpéntica espiral  de Esperanza Aguirre, calificada por algún psicoanalista  como “estado de enajenación mental fuerte”, que incluso es contagioso dada la actitud de muchos compañeros de partido, es lo cierto que los resultados de las últimas elecciones municipales y autonómicas están contribuyendo a que se visualice en los medios que ahora toca mercadear con los votos de los ciudadanos, sin percatarse de que han votado programas y no personas.

Es lógico pensar que los más afines deberán de apoyarse y que los pactos antinatura no serán bien vistos por quienes han apoyado a cada uno de los partidos en liza. Pero de ahí a dar por hecho que Podemos, PSOE e IU formarán un bloque, hay un trecho. Es preciso anteponer los programas frente a las siglas, y a los ciudadanos frente a los intereses de los partidos.  El cambio generado en las urnas tiene que tener un fiel reflejo en las nuevas políticas a llevar a cabo, en las que es preciso priorizar la protección social de los ciudadanos.

Podemos está obligado a colocar las lineas rojas para alcanzar cualquier pacto programático, que no necesariamente debe de ser de gobierno. Y solo permitirá, con su abstención o con sus votos, que gobierne otro partido, si existe un compromiso escrito y público de asumir la lucha decidida contra la corrupción, la absoluta transparencia en la gestión política, la reducción de cargos políticos y de sus remuneraciones,  la participación de la ciudadanía en las decisiones importantes,  y el rescate ciudadano para los más afectados por las políticas de ajustes; y en esta última medida va incluido que no se permita ni un solo desahucio sin que previamente exista alternativa para el realojo en unas condiciones dignas. No podemos permitir que ni un solo ciudadano se quede en la calle sin que sepa dónde va a dormir horas después, así de claro y sencillo.

Las ideologías no se definen por las siglas sino por los programas y los compromisos adquiridos ante la ciudadanía, que deben de ejecutarse sí o sí. Se acabó la vieja política de prometer y no cumplir. Y todo lo que se pacte debe plasmarse con luz y taquígrafos, y si es necesario ante notario, lo que exige la máxima publicidad.

Como ha dicho Manuela Carmena la reinserción es posible, como factible es que se pueda salir de la casta. Y quien no asuma que la forma de hacer política ha cambiado, quedará fuera de ella.

Difunde

Tertulia fotográfica: “Etiopía Siglo XXI” (1 de junio, a las 19,30 horas, en el Ateneo de la Calzada)

fff5d7e550a229942c25f0989d981c92

Invitado por Fotocine Asemeya Villa de Gijón, el próximo lunes  1 de junio, a las 19,30 horas, intervendré en una tertulia fotográfica sobre un viaje que realicé en 2013 al sur de Etiopía, que irá ilustrada por imágenes obtenidas durante su recorrido. El acto tendrá en el Ateneo de la Calzada (calle Ateneo Obrero de la Calzada nº 1), en la sala 4.4 de la 4ª planta. La entrada es libre. Allí os espero.


Esperanza Aguirre en estado puro

espe
 Se equivocan quienes piensen que Esperanza Aguirre ha enloquecido al proponer un pacto antinatura al PSOE y a Ciudadanos para impedir que Manuela Carmena pueda ser la próxima alcaldesa de Madrid. Hoy, por primera vez en muchos años, se ha mostrado tal como es; solo ha sido necesario un revés electoral para enseñar su verdadera cara. Orgullosa, cínica, egocéntrica, autoritaria, maleducada, soberbia, engreída, así es la lideresa en estado puro. Aglutina todos los defectos de los fascistas, carece de las virtudes de los demócratas, y  es capaz de todo para conseguir el poder, por lo que no serían de extrañar nuevas embestidas en los próximos días.
En democracia no vale todo, y las graves acusaciones que ha vertido sobre Manuela Carmena son de tal gravedad que podrían incluso requerir la inmediata intervención de la Fiscalía General del Estado. Lo triste y preocupante es que está convencida de que los suyos la respaldan y no se percata de que muchos de los que la han votado están ya arrepentidos de haberlo hecho. En los últimos días de campaña ya perdió los papeles, cuando era consciente de que podía no conseguir el objetivo deseado, y se comportó como una niña caprichosa y maleducada cuando acudió a denunciar la publicación de su declaración del IRPF, olvidándose de que ella exige a sus competidores que la hagan pública.
Lejos de dimitir, como muchos pensaban que iba a hacer en la rueda de prensa, se ha puesto chula y ha propuesto la refundación del PP que pretende encabezar, sin darse cuenta que ella y los dirigentes actuales son el problema, y no la solución. Pero mientras esté rodeaba de ayudantes que le ríen sus gracias, y no se percate que sus seguidores no son votantes sino feligreses, no caerá de la burra. Aunque se le nota dolida por su fracaso electoral.
Aferrarse al cargo puede resultar enfermizo, pero en este caso existen otras causas que motivan su desesperación. Está sentada en su propia mierda, y sabe que en el momento en que se levante del sillón se esparcerá a diestro y siniestro, y es más que probable que le salpique la corrupción en su propio rostro, que lo tiene muy duro y desvergonzado. Se salvó de ser encausada en el caso  Fundescam, por estar prescritos los delitos supuestamente cometidos, la ley del silencio que impera en su partido la está librando de Gürtel, pero cuando pierda su poder sus propios colaboradores la  dejarán a los pies de los caballos.
Esperanza Aguirre está muerta políticamente, y ni un milagro la puede resucitar.

 


Algunos no han entendido nada

manos

Tras las elecciones del 24M, para satisfacción de una mayoría consciente de su triunfo y el sufrimiento de los grandes derrotados, la palabra Podemos es la más pronunciada por todos. Y es que estos bolivarianos radicales de ultra-izquierda tarde o temprano van a salirse con la suya, y están dispuestos a acabar con la democracia, pero en las urnas y por voluntad popular.

Bromas aparte, la resaca de las elecciones del pasado domingo está poniendo a cada uno en su sitio, y las tertulias de la derecha ultra-conservadora, es decir casi todas, se han convertido en más que divertidas, y muy pronto competirán con Sálvame Deluxe, como programas de entretenimiento y de exhibición de las bajezas morales más exóticas; destacando, como bufón de la corte de Don Mariano, a un tal Marhuenda, que ni las tempestades consiguen despeinar.

Los momentos que vivimos sirven para distinguir entre los que son realmente demócratas y quienes solo se disfrazan para aparentarlo, con el único objetivo de  alcanzar el poder, y utilizarlo después de forma espuria contra los que lo han permitido con sus votos. Y en este grupo incluyo a la mayoría de los dirigentes del PP, por ser nulas sus convicciones democráticas, y a sus cortesanos mediáticos. La genética está de moda y no están dispuestos a traicionar las leyes de la biología, que para eso tienen pasado.

Los grandes derrotados, y en ellos incluyo al Partido Popular y a sus medios afines, no ac:aban de asimilar que los ciudadanos han hablado en las urnas, y asumen con sus votos que la pluralidad es buena y el pacto será constructivo y necesario en el futuro inmediato. Nadie debe rasgarse las vestiduras porque así sea, y resultará muy positivo para erradicar cualquier tentación de corromperse. No cabe duda de que con  el entendimiento entre los más afines se fortalecerá la democracia, al priorizarse la defensa de los intereses de los ciudadanos por encima de los partidos, y eso es bueno para todos.

Quienes así no lo crean, es que no han entendido nada.


Podemos, la gran triunfadora

Las sorpresas, no por esperadas, tardan en asimilarse cuando son  más cercanas. Por eso muchos medios de comunicación extranjeros tuvieron más capacidad de reacción para destacar en sus titulares los espectaculares resultados de Podemos en estas elecciones  autonómicas y municipales, que ponen en jaque mate al bipartidismo, aunque los dos “grandes”  traten de enrocarse con fantasías dialécticas. El PP ha sufrido una gran derrota, por mucho que se empeñe en afirmar que es la fuerza política más votada; y los socialistas pierden votos, aunque ganen poder, para lo que necesitarán apoyarse en la muleta de Podemos, solo factible si llevan  a cabo un radical giro a la izquierda en sus políticas.

Los ciudadanos inventaron el Podemos surgido del 15M para controlar las instituciones, y las empresas del Ibex35 sacaron de la chistera a Ciudadanos, convirtiendo a esa fuerza política surgida de la nada en la marca blanca del PP. Y resulta muy evidente saber quién ha triunfado y a quién se le ha pinchado el globo. Porque el partido de Albert Rivera, por mucho que se empeñen algunos comentaristas, no ha recibido el respaldo que se inventaron las encuestas y algunos medios de comunicación, y su capacidad para decidir mayorías no deja de ser anecdótica.

Si Rajoy fuese inteligente, debería de convocar elecciones generales de inmediato, antes de que se consuma su desgaste definitivo. Pero no lo hará porque su coeficiente intelectual y su soberbia no le permiten tener sentido común, y seguirá pensando que la recuperación económica es su arma electoral, cuando solo la disfrutan y saborean los que más tienen, a costa de precarizar el mercado laboral hasta límites bochornosos. Y los seis meses que quedan hasta llegar a noviembre se convertirán en un calvario para su partido, que seguirá desangrándose con casos de corrupción, que se sufren más cuando la piel es más fina.

Al que le pique que se rasque“, afirmaba Esperanza Aguirre hace unos días. Se ha aplicado su mensaje, y parece ya tener el cuerpo con urticaria, esa enfermedad que cursa con protuberancias rojas o verdugones que sobresalen en la superficie de la piel. Su carrera política está acabada, ya ha utilizado el comodín del tamayazo, no es útil en una empresa de caza talentos, y tan solo le queda la opción de pedir trabajo en la quesería de su esposo, pero sin disfrutar de las subvenciones que ella misma le concedía. Al menos tendrá tiempo para visitar en la cárcel a sus amigos más “talentosos”, Gerardo Díaz Ferrán y Francisco Granados, por citar a los más famosos.

Comienza un nuevo tiempo en el que los ciudadanos, sin mayúscula, dispuestos a acabar definitivamente con la corrupción, decidirán libremente su futuro. Es un momento histórico que la mayoría debemos de disfrutar. María Dolores de Cospedal, otra gran derrotada, retó en su día a los que apoyaban el 15M  a que se presentasen a las elecciones y se comprometiesen a gobernar. Ya lo han hecho, y ¿ahora qué?.

(Publicado en Asturias24)


En 100 palabras: La corrupción y las mentiras se pagan en las urnas

rp_en100palabras-150x150111111111111.png¿Quién se atreve a decir ahora que ir a votar no sirve para nada?. Hoy comienza un nuevo tiempo en la política, en el que los ciudadanos se convierten en los principales actores para decidir su futuro inmediato. A falta de un análisis más profundo, ya Podemos decir que el PP sufre una estrepitosa derrota electoral, que se acrecentará en las próximas elecciones generales; y los socialistas tendrán que mirar directamente hacía la izquierda si quieren gobernar en muchos municipios o comunidades. Los pactos entre fuerzas progresistas serán necesarios, y Podemos se convierte en fuerza decisiva. Estamos condenados a entendernos.


Hoy hace 65 años

En el diario Voluntad, de Gijón,  hace 65 años se publicaba la noticia de que un hermoso y robusto niño había nacido el 16 de mayo de 1950. Era mi presentación en sociedad, recibiendo la felicitación más efusiva por parte de un periódico de Falange Española Tradicionalista  y de las Jons.

Desde el día de mi nacimiento confiaban en que fuese fiel de por vida a los principios  del Movimiento Nacional; y aunque recibí una esmerada enseñanza religiosa inculcándome  desde temprana edad la ideología del fascismo más recalcitrante, e incluso llegué a ser monaguillo en un colegio de monjas, años después me convertí en un joven díscolo y rebelde con ideas malignas y poco ejemplarizantes, hasta el punto de que mi daltonismo congénito no me impidió  distinguir el rojo, mi color favorito, que hace juego con la sangre que corre por mis venas. Dicen que con los años los seres humanos se vuelven más conservadores, pero a mi me ha ocurrido todo lo contrario, y ya no tengo remedio.

Es posible que haya llegado el momento de comenzar a escribir mis memorias, o al menos ponerle palabras e imágenes a los recuerdos de mi vida. Por eso  he comenzado a revisar mis álbumes fotográficos; no en vano una instantánea sirve para localizar vestigios que se creían perdidos. Lamentablemente en aquella época no había costumbre de fotografiar a los recién nacidos, por eso comparto con todos vosotros la imagen de mi niñez más antigua que encontré. Data de 1951 y fue tomada por un fotógrafo callejero en los Jardines de la Reina, de Gijón.

Dicen mis hijos que de pequeño tenía la cabeza muy grande, pero nunca me llamaron cabezón, salvo para acusarme de mantener tenazmente mis principios ideológicos. Ignoro lo que en aquellos momentos podía pasar por mi mente, pero me complace observar la sonrisa de mi madre que me miraba con cariño, como hacen todas las madres cuando aún somos “inocentes” criaturas; por cierto la palmera que se observa a la derecha aún permanece en la actualidad. Lo que tengo claro es que ya soy mayor, y hoy comienza una nueva etapa de mi vida,  que no es precisamente el comienzo de mi jubilación. Pero no interpretéis mis palabras como signo de decadencia; todo lo contrario, los conocimientos los da la enseñanza, la experiencia la da la vida, y la vehemencia -mi principal virtud/defecto- se mantiene con la fuerza mental que aún creo conservar. Eso sí, a partir de hoy seré más “comprensivo” con quienes no me comprenden, y más implacable con las injusticias; por algún motivo de joven me llamaban “don principios”. Hoy presiento que Podemos.



  • xixon
  • Recomendado

     
  • Mi Instagram

    En mi Instagram
  • Sindicación – RSS

    Agrégame a tu lector de feeds   

  • Suscríbete al blog por e mail

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 80 suscriptores

  • Sígueme

    Hazte fan En Twitter

  • Lectores, ahora…

          

  • Del autor (recomendado)

    Otra de mis webs, fotos de Asturias

    Mi viaje a Namibia...fotos, consejos, etc

  • calendario

    mayo 2015
    L M X J V S D
    « abr    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Comentarios recientes

    • Paco López: Por cierto a alguien le sorprende el batacazo de IU,...
    • Paco López: Creo y espero que por fin en Madrid, despues de muchos...
    • maya: Me inquieta que para dar la alcaldía a Manola tenga la llave...
    • kaikoia: Y sin embargo hay un 21% que aún los vota. Y este voto a...
    • alvaro: Anzo, estoy totalmente de acuerdo contigo. Qué rápido han...
    • Anzo: Se ven las cosas diferentes desde fuera del sistema, que...
    • Inesa: Es evidente de toda evidencia que La dirigencia de Podemos y...
    • Inesa: Felicitaciones. Si Podemos, me alegro y, si no, pues eso de...
    • alvaro: Entiendo q os parece bien pactar con la casta (PSOE) Por...
  • Archivos

  • Categorías

  • Copyright © 1996-2010 SInLaVeniA. All rights reserved.
    iDream modificado por Dabo (@daboblog) para SInLaVeniA theme by Templates Next | Powered by WordPress