Tag: Reflexiones

Estado policial

estadopolicial

Si ahora nos quejamos de que las libertades ciudadanas están siendo perseguidas por el gobierno de Mariano Rajoy, qué diremos cuando se vean las consecuencias reales de la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada con el exclusivo apoyo del PP. Muy pronto los desahucios, que a diario se llevan a cabo por parte de los bancos contra personas que están sufriendo la marginación social por culpa de la crisis, ya no serán noticia, porque nadie se atreverá a protestar o tratar de impedir que se ejecuten, por miedo a que les impongan una multa millonaria; ni se podrá salir a la calle en protesta espontánea contra las injusticias sociales y laborales que a diario se cometen, para evitar una dura sanción; y mucho cuidado con el contenido de las pancartas que se exhiban en una manifestación legal, no sea que ofendan a nuestras autoridades y apliquen la conocida como “ley mordaza”.

Ni en los últimos años de la dictadura franquista se impuso una ley tan represiva como la aprobada la pasada semana. Pero esta situación no ha llegado sola, y son culpables muchos de los que ahora protestan. Dar el poder absoluto a un partido con convicciones ideológicas antidemocráticas tiene su precio, y ahora lo pagaremos todos, menos ellos; quedarse en casa, como hacen la mayoría de los ciudadanos, sin evidenciar una oposición a los abusos de poder que se están produciendo, les envalentona aún más para humillarnos. Lo que no entiendo es cómo nuestra sociedad, salvo puntuales excepciones, puede permitir esto, a no ser que estemos conformes con la represión ideológica y la pérdida de derechos consagrados en nuestra Constitución.

A partir de ahora los atropellos policiales podrán cometerse con absoluta impunidad, y ya no habrá una foto ni un vídeo tomado por un honrado ciudadano que permita conocer la verdad, para que se haga justicia. Porque enfocar a un grupo de policías que puedan estar pegando una paliza a alguien en plena vía pública, y de esto tenemos algunos ejemplos muy clamorosos en los últimos tiempos, está sancionado con multas muy cuantiosas. Sin embargo podrás acudir a un juicio si has sido testigo de un abuso de autoridad, pero en este momento descubrirás que, por ley, la palabra del funcionario de policía vale más que la tuya. Hasta tiene más valor la palabra del guardia civil detenido por pertenecer al Frente Atlético, que la nuestra.

Mientras desayuno, en el mismo diario, leo en la prensa que varios trabajadores de Arcelor Mittal pueden ser condenados a cinco años de prisión por disturbios producidos durante una protesta laboral. Paso la página y me entero de que un tal Rato, que nos engañó a todos cuando presidía Bankia, lo que ha supuesto desembolsar miles de millones de euros procedentes de nuestros bolsillos,  goza de plena libertad, y hasta se permite el lujo de viajar a Suiza con frecuencia, “no sabemos a qué”, dado que ni siquiera se le ha retenido el pasaporte. ¿En qué hemos convertido nuestro país?; en una vergüenza nacional, para sonrojo de propios y extraños.

¿Y qué dicen los jueces a todos esto?. Muchos no se atreven a actuar, otros ya hacen bastante con perseguir  con escasez de medios la corrupción  de quienes nos gobiernan, pero a partir de ahora quedarán anulados por ley para intervenir en todo cuanto se regula en la Ley de Seguridad Ciudadana, dado que el control de las infracciones lo tendrá la propia administración, que se convertirá en juez y parte, dejando a los ciudadanos en una completa indefensión. Y todo esto lo hacen quienes por la mañana defienden la Constitución y por la tarde la vulneran.

La calle ya no es de los ciudadanos, porque hemos dejado que otros se apoderen de nuestro espacio;  pero al menos nos queda la palabra,  que debemos de usar para defender nuestros derechos y denunciar las injusticias antes de que nos corten también la lengua, que a buen seguro lo intentarán; que nadie lo dude.

Bookmark/FavoritesDifunde

La violencia en el fútbol y la coleta de Cristina Cifuentes

cristinacifuentes

Este domingo hemos  asistido a un espectáculo bochornoso que culminó con la muerte de un ser humano, lanzado al Manzanares después de sufrir una brutal paliza, en el transcurso de un violento enfrentamiento entre hooligans del Atlético de Madrid y el Deportivo de La Coruña. Ahora muchos, y en especial las autoridades, los dirigentes de los grandes clubes, y la propia Liga de Fútbol Profesional, se lavarán las manos y nos anunciarán medidas para que esto no vuelva a suceder; y otra vez vuelta a empezar, como si lo ocurrido fuese un hecho no previsible en un partido de alto riesgo, calificado erróneamente de riesgo bajo.

Desde que el fútbol dejó de ser un deporte para convertirse en un negocio puro y duro, y lo único que cuenta es el dinero que unos pocos ganan a costa de que otros muchos vacíen sus bolsillos, lo sucedido este pasado domingo forma parte de lo posible. Los dueños de los clubes llevan fomentando desde hace décadas la existencia de pequeños grupos de extremistas descerebrados, que nacen y crecen alrededor de los colores de una camiseta, y que les sirven para jalear a sus jugadores un domingo sí y otro también. Dan dinero, porque dan agitación, y se han convertido en animadores del espectáculo. Los conocen por sus nombres y apellidos, y hasta tienen estudiado su índice de peligrosidad; pero compensa tenerlos entre sus seguidores más fieles, porque son rentables.

Pero, ¿dónde estaba Cristina Cifuentes  cuando estos hechos ocurrieron?. La última vez que se le vió, fue haciendo campaña electoral a la alcaldía de Madrid en la noche del sábado en el programa “Un Tiempo Nuevo”, de Telecinco, afirmando que Pedro Sánchez se estaba dejando coleta, y presumiendo que la suya era más larga que la de Pablo Iglesias.

La Delegada del Gobierno, que tan “eficaz” es  en  la lucha para reprimir a los indignados, a los que se oponen a los desahucios,  y a los que políticamente no piensan como ella, en vez de estar pensando en su futuro político, tenía que haber previsto que esto podía suceder en un partido de alto riesgo, y tomar las medidas preventivas adecuadas. Pero no pudo hacerlo porque estaba en otras cosas, y no se enteró ya que,  según se comenta, el enfrentamiento  se convocó por WhatsApp. Parece ser que sus informadores son incapaces de acceder con eficacia a las convocatorias que se difunden a través de las nuevas tecnologías; aunque esto es normal que suceda  en un país de pandereta, en donde el “pequeño Nicolás” es uno de sus principales protagonistas.

Cristina Cifuentes, la máxima responsable de la seguridad ciudadana de la Comunidad de Madrid, ha fallado estrepitosamente, y esto se le tiene que apuntar en su debe. Aunque sabrá superar este nuevo borrón con su capacidad de cinismo, que la tiene, y muy sobrada. Me dan pavor los progres de derechas, de lo que ella presume; porque  esconden una ideología ultraconservadora y represora. ¿Os acordáis de Gallardón?, Pues intuyo que son parecidos, con dos caras, y es mejor enterarse a tiempo.

Por cierto, el partido se celebró,  con un cadáver en la mente de sus responsables indirectos. Lo importante es el negocio. Qué vergüenza.

(Publicado en elplural.com)


¿Y conmigo, quién marcha?

Esta es la pregunta que se hacen decenas de miles de ciudadanos que sufren enfermedades minoritarias, progresivas, incurables y sin tratamiento cuando en la primera página de un diario observan en la cabecera que ha tenido lugar una marcha de solidaridad hacia otros enfermos, encabezada por los políticos de siempre, aprovechando la ocasión para hacerse su particular campaña de captación de votos.

Me parece muy loable que se organice una marcha  contra el cáncer, pero más positivo y realista sería manifestarse contra las grandes farmacéuticas, que especulan con los padecimientos de los enfermos más rentables, y abandonan a los que no lo son; o en favor de que se invierta en investigación de verdad por parte de quienes nos gobiernan, con independencia de que haya más o menos enfermos que lo precisen. Eso sí sería más auténtico y solidario, pero electoralmente menos rentable, porque no mueve masas.

Esas decenas de miles de ciudadanos a los que me refiero, repartidos por todo el territorio nacional,  sólo confían en un milagro para mantener su moral y seguir viviendo, pero sufren un abandono absoluto. No son rentables  y no merece la pena invertir en las enfermedades que padecen, ya que son minoritarias, extrañas, costosas, y hasta engorrosas para muchos profesionales de la medicina, que no saben qué hacer, ni qué decir en su consultas, ni pueden aportar ninguna solución ni esperanza.

Por mi parte este domingo decidí caminar con alguien muy cercano que no camina, y muy posiblemente nunca podrá ya hacerlo; que no va al médico para no molestar, o para evitar que el especialista le entre la tentación de recetarle un fármaco como placebo para que no pierda la esperanza. No llevábamos dorsal y nadie nos seguía, ni siquiera un político despistado, pero lo hacíamos conscientes de que la  solidaridad está en nosotros mismos. Y que cada uno saque sus conclusiones.


La “fiesta nacional”: ¿arte, diversión o maltrato a los animales?

El maltrato a los animales, y en especial a los toros, se ha convertido en nuestro país en una “fiesta nacional” con éxito asegurado, pero no exenta de polémica. Durante el verano las corridas de toros, los encierros y las fiestas que utilizan a los astados para disfrute popular a costa de su sufrimiento, forman parte de la “normalidad” estival. La capacidad del ser humano para exhibir su irracionalidad sin disimulos parece ir en aumento, y a mayor desarrollo mayor insensatez. Nunca entendí cómo es posible disfrutar a costa de la tortura de un animal. Quizás mi capacidad para comprender el “arte” o la “diversión popular” esté anulada y sea yo el equivocado, pero no por ello voy a rectificar mi opinión.

Motivado por las denuncias formuladas por  Podemos, en Gijón se ha creado una polémica que, con la oposición frontal a la fiesta taurina, hace que se cuestione la continuidad para los próximos años de las Fiestas de Begoña. El PP se ha centrado en cuestionar la veracidad de los datos facilitados por Podemos sobre el coste que suponen para cada familia las corridas de toros; pero se ha olvidado que entre todos, y con nuestros impuestos, debemos de afrontar el mantenimiento de la plaza de toros durante 365 días, para que un grupo de aficionados al sufrimiento animal en directo la ocupen durante 5 días al año.

Objetivamente maltratar un animal para disfrute de unos pocos, es toda una aberración impropia de una sociedad civilizada. ¿Dónde está el arte, dónde está la belleza, de un acontecimiento cuyo único objetivo final es la muerte de un animal con un innecesario sufrimiento?.

La fotografía de cabecera, titulada “sangriento cartel antitaurino”, de la que es autor el fotógrafo Aitor Peña Inclán, fue la imagen para una campaña antitaurina llevada a cabo hace años por encargo de ATEA (Asociación para un Trato Ético con los Animales), y suscitó una gran polémica tras haberse exhibido en el  metro de Bilbao. No es malo remover conciencias ante el maltrato que sufren los animales en el ruedo, y cuanto más salvaje sea la foto denuncia, que todos sabemos es de mentira, más contribuirá a acabar con el sufrimiento innecesario de los toros, que todos sabemos que es de verdad.

(Agradezco a mi buen amigo y excelente fotógrafo Aitor Peña Inclan por autorizarme a publicar esta foto en SInLaVeniA)


La moralidad de quienes deberían dar ejemplo está bajo mínimos

marea

¿Qué está pasando en nuestro país con la calidad de las instituciones y de la clase política?. Quizás la noticia central  conocida en las últimas horas sea el procesamiento de la Infanta Cristina por blanqueo de capitales  y delito fiscal; pero lo cierto es que las noticias por corruptelas o casos de corrupción en los que nuestros políticos de todos los colores están implicados se suceden sin cesar,  y ya parecen formar parte de la “normalidad”, lo que puede convertirse en sumamente peligroso.

En las últimas 48 horas nos hemos enterado de que la exministra socialista de Fomento deja la vicepresidencia del Banco Europeo de Inversiones tras su imputación en el caso de los ERE, acosada por el gobierno del PP; el eurodiputado Willy Meyer dimite, renunciando a su acta y sus responsabilidades en IU, después de conocerse que tenía un fondo de pensiones en una SICAV de Luxemburgo, a pesar de afirmar que no se había “enterado”; continúan las detenciones contra sindicalistas y empresarios andaluces  en la operación por presuntas facturas falsas de  UGT de Andalucía; ha sido imputado por corrupción el delegado del gobierno en Murcia;  José Manuel Barreiro,  número dos del Senado y portavoz del PP,  se encuentra involucrado en la trama Pókemon por un presunto soborno de 5.000 euros, aunque éste no dimite por ser persona de confianza de Mariano Rajoy; se comprueba que 100 empleados del Tribunal de Cuentas son familiares de altos cargos, aunque tal anomalía se justifica por su “vocación familiar”; se pide la dimisión de Juan Cotino, presidente de las Cortes Valencianas, tras haberse descubierto su implicación en un caso de corrupción urbanística… Y seguro que me dejo en el tintero unos cuantos casos más.

Lo llamativo es que en el PP nadie dimite. Qué se puede esperar de una formación política presidida por un tal Mariano Rajoy, a la sazón presidente del gobierno, sospechoso de haber cobrado dinero en B en sobres marrones, amigo íntimo de su extesorero Luis Bárcenas, y que cada vez que acude a la sede de su partido se introduce en un inmueble rehabilitado en parte con dinero negro, supuestamente procedente de comisiones recibidas de empresas beneficiadas con adjudicaciones millonarias.

Pero aquí no pasa nada, y cuanto más importante sea el puesto que ocupas, más posibilidades tienes de quedar impune y seguir en política. Y lo más llamativo es que solo conocemos la punta del iceberg de la corrupción. Por cierto hasta la fecha el único c0ndenado en el caso Gürtel sigue siendo el Juez Garzón, precisamente el que descubrió el mayor caso de corrupción de nuestra democracia,  y que motivó su expulsión de la carrera judicial.

Así no podemos continuar, el ambiente es irrespirable, y es necesario recuperar la moralidad y dignidad de nuestro país, y entre todos Podemos hacerlo.

 

Comentarios desactivados more...

No lo tomemos a broma, la represión política es ya una realidad

Foto

El derecho a expresarse en libertad, incluso para discrepar sobre las tesis dominantes, es consustancial a la democracia. Y si ese derecho se restringe o limita, hasta el punto de utilizarse la violencia policial para impedir su ejercicio, entramos en el campo de un fascismo represivo, más propio de regímenes dictatoriales. Y esto es lo que ha sucedido en el día de ayer en Madrid, durante la celebración fastuosa de la coronación de un nuevo  Rey, impuesto por la oligarquía dominante, y  sin contar con el parecer de los ciudadanos.

Ayer no se cortaron las calles, ni se paró el metro, ni se registraron los domicilios, ni se hizo un control exhaustivo de los viandantes en el centro de Madrid por motivos de seguridad, sino para impedir que pudiesen expresarse libre y pacíficamente quienes discrepaban de la coronación de Felipe VI.  Se prohibió y reprimió todo lo que no estuviese en el guión, hasta el punto de que varios ciudadanos fueron esposados y detenidos por portar banderas republicanas y expresarse libremente y sin complejos.

Ante tanto desatino en  las redes sociales primaba el sentido del humor, viendo cómo todo sonaba a ridículo y rancio. Pero lo ocurrido no es para tomárselo a broma; es muy serio y va a más. De aquí a la eliminación de nuestros derechos como ciudadanos solo hay un paso, que más de uno  pretende dar al primer descuido.

Cuando esto ocurría en las calles, en donde el mensaje único se imponía por imperativo policial, el nuevo rey anunciaba que su intención era estar cerca de los ciudadanos; paradójico.  Mientras todo esto sucedía,  Susana Díaz y Javier Fernández, los dos únicos presidentes autonómicos socialistas, se hacían un selfie con el popular Ignacio González, presidente de la comunidad de Madrid,  investigado por casos de corrupción. Ignoro de qué se ríen, pero esta foto no se hace ni en broma, refleja un avance en su descrédito personal, demuestra que todos son iguales de impresentables y supone burlarse de los ciudadanos, cuando muchos de ellos están sufriendo las penurias de la crisis, y ahora también de la represión.

Cada euro que ayer se gastó supuso desviar dinero público para una suntuosidad innecesaria, e impedir que su destino final fuese para cubrir necesidades vitales de muchos ciudadanos que sufren una situación angustiosa. Y esto debe avergonzar  a quienes se prestan a ser intérpretes de una comedia impropia de un sistema democrático, en la que más de 2000 invitados brindan con cava catalán y vinos de reserva  para celebrar la imposición de un Jefe de Estado, sin consulta previa a quienes les pagamos todo, la bebida, la comida, y hasta los teléfonos móviles con los que retratan sus ridículas actitudes.

Los políticos siguen viviendo en una urna de cristal y aún no se han enterado de lo que se puede y no se puede hacer. Pero los ciudadanos están cada día más hartos de sus indignos comportamientos, y muy pronto sufrirán un castigo muy severo en las urnas, y entre todos Podemos. No se puede ser republicano y de “izquierdas”, y compartir mesa y mantel con quienes se esconden detrás de un monarquía obsoleta para mantener sus privilegios, que intuyo ya tienen fecha de caducidad. Pero no nos descuidemos, son capaces de todo para mantenerse en el poder, y no es ninguna broma.

(Publicado en Asturias24)

 


Esto no es democrático

franco1971

Bajo la excusa de un pacto constitucional suscrito hace 36 años, en circunstancias muy distintas a las actuales y que no han votado los españoles menores de 57 años, monárquicos por conveniencia y republicanos de pacotilla, que conforman una oligarquía de hecho impuesta en nuestro país en las últimas décadas, han aunado sus fuerzas  para mantener por los siglos de los siglos una forma de gobierno no querida por muchos; y lo hacen sin consultar  a los ciudadanos, que deberían de tener la última palabra. Puede ser legal, pero no democrático, y en eso consiste su gran error; porque también sería legal, y democrático, convocar un  referéndum consultivo previsto en el art. 92 de la Constitución para  la toma decisiones políticas de especial trascendencia. Parece que los dos grandes partidos tienen miedo a los ciudadanos, y no descartan que éstos les desautoricen por tomar decisiones sin contar con la opinión de sus representados, y por ello prefieren escudarse en unas mayorías obtenidas en las últimas elecciones generales, cuando no estaba prevista la abdicación de Don Juan Carlos.

Vivimos unos días convulsos para quienes creemos y aspiramos a una Democracia Real y trasparente, en la que los ciudadanos nos convirtamos en los protagonistas principales de la toma de decisiones sobre nuestro futuro, dejando  de tener ese papel secundario e intrascendente, limitado a introducir un papel en una urna cada cuatro años, tras un proceso de lavado de cerebro, llamado campaña electoral, en el que los políticos compiten para engañarnos, a sabiendas de que triunfará quien más mentiras consiga hacernos creer, aunque en  nuestro fuero interno sepamos que la realidad será muy distinta al día siguiente. Y no nos olvidemos que un gobierno que no cumple su programa puede legalmente mantenerse en el poder, pero pierde legitimación y queda desautorizado ante los ciudadanos; y esto tampoco es democrático.

Coexistimos en una democracia de mentira en la que la corrupción económica de los políticos ha adquirido cotas de absoluta indecencia, y la corrupción moral de nuestras institucionales  incluso puede llegar a superarla. Todo vale con tal de obtener un beneficio económico e imponer al mismo tiempo una ideología incompatible con la dignidad de los ciudadanos, y que ningunea las necesidades básicas de la población más necesitada, creando una distancia insalvable entre ricos y pobres. Y esto tampoco es democrático.

Cuando el 13 de septiembre de 1971 Franco visitó por última vez Gijón, el Ayuntamiento dictó un bando invitando a los gijoneses a salir a la calle y a engalanar los balcones con la bandera española; obviamente quienes no estuviesen conformes con la dictadura no tenían opción a manifestarse, y de hacerlo ingresarían inmediatamente en prisión. Cuarenta y tres años después, la alcaldesa de Madrid dicta un bando invitando a los madrileños a salir a la calle el 19 de junio de 2014 para apoyar la coronación de Felipe VI, los empresarios invitan a los comerciantes a que engalanen sus escaparates  con la bandera española, y la Delegada del Gobierno prohibe para ese día una manifestación de apoyo a la República. Si jugásemos a las  diferencias, posiblemente no encontraríamos ninguna. Y esto tampoco es democrático.

Se me olvidaba, no se pide una consulta en apoyo de la República, sino para que los ciudadanos decidamos libremente lo que queremos. Y si la mayoría apoya una monarquía con Felipe VI, pues así será, y quienes no estemos conformes tdeberemos aceptar democráticamente el resultado de la consulta. Pero obtener el respaldo con encuestas manipuladas por los medios de comunicación controlados por el gobierno, tampoco es democrático. Y así nos va.

(La foto se corresponde a la visita de Franco a Gijón, en 1971).


  • xixon
  • Recomendado

     
  • Mi Instagram

    En mi Instagram
  • Sindicación – RSS

    Agrégame a tu lector de feeds   

  • Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 70 suscriptores

  • Sígueme

    Hazte fan En Twitter

  • Lectores, ahora…

          

  • Del autor (recomendado)

    Otra de mis webs, fotos de Asturias

    Mi viaje a Namibia...fotos, consejos, etc

  • calendario

    diciembre 2014
    L M X J V S D
    « nov    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
  • Comentarios recientes

    • Inesa: A ver si con este refresco de la memoria providencial,...
    • Inesa: Estoy intentando que desaparezca de mi vista eso de...
    • Lourdes Humet: La pauta aquí en cualquier caso la marca Fernando....
    • Inesa: Roberto, el que está a la derecha de Pablo Iglesias no es...
    • Inesa: Con tanto golpe de estado legal, tanta radical injusticia y...
    • Inesa: A la atención de FERNANDO y DABO He venido notando...
    • Huci58: Cargarse el Estado de Derecho es lo que han pretendido...
    • Joxetxo: Ya lo dicen los dirigentes de Podemos. Ya están...
    • Mercedesregina: Lo hemos permitido y, hasta aquí hemos llegado. La...
  • Archivos

  • Categorías

  • Copyright © 1996-2010 SInLaVeniA. All rights reserved.
    iDream modificado por Dabo (@daboblog) para SInLaVeniA theme by Templates Next | Powered by WordPress