Tag: Garzón

Urge restituir en sus puestos a los jueces Baltasar Garzón y Elpidio Silva

garzonelpidio

Tras sufrir una persecución indecorosa, indigna e implacable, el 9 de febrero de 2012 nos enterábamos de que el Tribunal Supremo, en contra del criterio del fiscal,  condenaba a 11 años de inhabilitación por prevaricación al juez Baltasar Garzón, lo que suponía poner fin definitivamente a su carrera judicial.  Su pecado no era otro que el haber sido impacable con la persecución de la corrupción del Partido Popular. Desde entonces, para vergüenza de algunos jueces y fiscales, continúa siendo el primer y único condenado por el caso Gürtel.

Aunque constituyó noticia de segundo nivel, al haber copado los titulares de los medios de comunicación el contagio del ébola y las tarjetas opacas, el pasado 7 de octubre se publicaba la noticia de que el juez Elpidio Silva era condenado a 17,5 años de inhabilitación por prevaricación continuada, por el Tribunal Superior de Justicia. Su pecado no era otro que el haber privado de libertad de forma indebida a los personajes tan “honorables” como Miguel Blesa y Gerardo Díaz Ferrán. La sentencia no es firme, ya que puede ser revocada por el Tribunal Supremo, pero supone un grave mazazo a la indepencia de los jueces. Curiosamente es el primer condenado por el caso Bankia.

De personalidades muy distintas y antagónicas, ambos han tenido en común el llevar al límite la investigación judicial de graves casos de corrupción, cometidos por personajes abyectos, pero pertenecientes a la casta de los intocables, y que por ello gozan de una protección especial por parte de quienes, con mucho poder y carentes de escrúpulos, pueden llegar a influir en determinadas decisiones judiciales.  Molestos y peligrosos, era preciso inhabilitarlos de por vida, y de paso se mandaba un mensaje a sus compañeros, que a buen seguro ya saben a que se arriesgan si osan imitarles.

La prevarición, que consiste en estos casos en dictar resoluciones injustas a sabiendas de que lo son, es de una subjetividad en su interpretación que permite que hechos muy similares puedan ser o no considerados como delito en razón a la ideología y mentalidad del juez que ha de decidir, por lo que una condena puede incluso  llegar a estar motivada por prejuicios y pasiones de carácter extrajurídico. Y si a ello unimos  que en determinadas instancias, como pueden ser el Tribunal Supremo o los Tribunales Superiores de Justicia, muchos de sus miembros están nombrados en base a criterios políticos, el plato está servido para que pueda ser condenado un inocente sin que quien firma la sentencia  pueda incurrir en responsabilidad alguna.

No está de más recordar que el caso Gúrtel ha servido para destapar en cadena situaciones gravísimas de corrupción. Porque el  caso Bárcenas o la ya muy avanzada investigación sobre la financiación ilegal del partido en el Gobierno, nunca hubiesen salido a la luz sin la intervención  inicial del polémico juez Garzón, al que todas las personas decentes le debemos gratitud.

Lo llamativo de la condena del juez Elpidio Silva, es que coincide en el tiempo con el conocimiento público de las tarjetas opacas de Bankia, que permite descubrir que el honorable Blesa, a falta de saber con detalle en qué se gastó los 436.700 euros que se le imputan, invirtió 9.000 euros en un Safari en África y 10.000 en vino. Y nos estamos refiriendo al mismo Blesa  que hace unos meses  acusaba al juez Silva por daños irreparables a su honor, al mismo amigo que impuso Aznar para gestionar Bankia, cuyo rescate nos ha costado a nuestros bolsillos 23.465 millones de euros. Por cierto, gracias a los correos intervenidos por el juez ahora condenado,  se ha podido tirar del hilo para descubrir la existencia de las tarjetas  “black”.

En las últimas semanas están pasando  muchas cosas, demasiadas, para saber que se ha levantado la  veda del corrupto; y los partidos de la casta, atemorizados por lo que se les puede venir encima cuando continúen saliendo a la luz otros casos de corrupción, están sufriendo un desgaste irrecuperable. Se ha acabado el discurso derecha o izquierda, ahora toca enfrentar a las personas honestas con los ladrones y sirvergüenzas; y una sociedad que está empeñada en recuperar su dignidad, no puede permitirse el lujo de dejar en el dique seco a dos jueces que, con sus errores humanos, han influido de forma decisiva  en que podamos vez  la luz en un país con un altisimo nivel de corrupción.

Por su contribución a la decencia,  los jueces Baltasar Garzón y Elpidio Silva deben ser restituidos de inmediato en sus puestos. Se lo debemos.

(Publicado en elplural.com y en Asturias24)

Bookmark/FavoritesDifunde

La muerte de un banquero y “la doctrina Botín”

emilio-botin

La muerte de un ser humano debería sentirse en mayor o menor grado en razón a los vínculos afectivos que nos unan con el fallecido. El resto, y todo lo que se dice cuando muere una persona “importante”, es hipocresía, cinismo, o puro interés. En los últimos años han fallecido en nuestro país decenas de personas como consecuencia de los recortes o de la desesperación que produce quedarse sin nada,  y no han pasado de ser una noticia más sin relevancia, que se queda en el olvido en pocos días. La última víctima, de cuyo nombre nadie se acordará ya, un hombre de 72 años que paseaba por la acera de una calle de Madrid. La causa directa de su muerte fue la caída de una rama de un árbol en mal estado;  la indirecta, los recortes en el Ayuntamiento de Madrid, dejando en la calle a 160 jardineros, y la privatización del servicio. Pero no importa, los seres anónimos sin pedigrí, solo son valorados por los políticos en épocas electorales, y el resto del tiempo no son más que un número.

En nuestro país tienes que tener mucho dinero o haber hecho muchas travesuras para ser recordado en tu muerte. Ha muerto Emilio Botín, ¿y qué?; nunca ha regalado nada a nadie, salvo por el interés, y solamente  ha hecho favores para cobrarlos después, y con intereses. Si dejabas de abonar la hipoteca concedida por su Banco, nadie te preguntaba los motivos de su impago, cayendo sobre el moroso la espada de Damocles en forma de intereses usurarios de más de un 20% por demora y un previsible desahucio de la vivienda habitual; y en muchos casos la de los padres de la víctima, en su condición de avalistas de buena fe.

Emilio Botín ha fallecido sin perdonar nada a nadie, excepto las deudas de algunos partidos políticos, que se han pagado después en forma de favores. Se dice que el Banco Santander condonó en el 2006 al Partido Socialista una cantidad cercana a los 12 millones de euros, y curiosamente unos años después un gobierno de Zapatero indultó de forma vergonzosa a Alfredo Sáenz, consejero delegado de dicha entidad. ¿Pura coincidencia?; los ciudadanos tenemos derecho a pensar mal y con motivo. Y de esas prácticas no se ha salvado el PP, aunque el dinero para la  financiación ilegal del partido en el gobierno suele  llegar por otros caminos y ser más opaco.

Lo cierto es que Emilio Botín en el ámbito judicial pasará a la historia por haber conseguido salir indemne de todas las querellas interpuestas contra su persona, dado el interés especial de algunos jueces y fiscales en que fuese así, al no haber visto delito en  conductas irregulares que podrían considerarse tipificadas penalmente. Es más, fue fuente de inspiración de la que ya se conoce como “doctrina Botín”, un invento del Tribunal Supremo para exonerarle de responsabilidad criminal, por el mero hecho de que la acusación partía del ejercicio de la acción popular, pero no era apoyada por el Fiscal. Por entonces se preguntaron algunos magistrados que votaron en contra  para qué servía la acción popular si no gozaba de propia autonomía para llegar hasta el final. Qué lujo de justiciable al que le han puesto su apellido a una interpretación novedosa del Tribunal Supremo, expresamente inventada para él. Obviamente el fiscal ni estaba ni se le esperaba, recibiendo las órdenes del gobierno de turno, que para eso lo había nombrado y estaba bajo su control directo.

Por cierto, ¿por qué no se aplicó a Baltasar Garzón la “doctrina Botín”, a pesar de que fue el ejercicio de la  acción popular, sin la intervención del fiscal, lo que permitió su condena?, ¿Alguien lo puede explicar para convencer a quienes hemos dejado de creer hace muchos años que la justicia es igual para todos?. Aunque a buen seguro dicha doctrina ayudará a salvar a la Infanta Cristina; quién le iba a decir a Don Emilio que a título póstumo iba a servir su apellido para exonerar de sentarse en el banquillo de los acusados a la mismísima hermana del Rey. Tiempo al tiempo, y descanse en paz, aunque no lo hagan las víctimas de la crisis económica que han perdido su vivienda, y en algunos casos su vida.


Garzón, víctima de una conspiración maquiavélica de la derecha, de plena actualidad

bosque2

El pasado domingo el diario El País publicaba los resultados de una encuesta en la que se confirmaba que ni siquiera los votantes del PP se creen las mentiras sobre el “caso Bárcenas”, y más de un 80% consideran que el extesorero tiene pruebas que pueden comprometer al partido y a alguno de sus dirigentes, lo que confirma el descrédito absoluto de nuestros gobernantes. Pero destaca el hecho de que la mayoría de los ciudadanos valoren como  injusta la sentencia dictada por el T.S. que apartó a Garzón de la carrera judicial, al considerarla basada en motivos políticos y no jurídicos; y un 83%  entiendan que aquella sentencia era parte de una maniobra para apartarlo del caso Gürtel e intentar ralentizarlo, lo que es tanto como mantener muy serias dudas sobre la imparcialidad de quienes le juzgaron.

No es entendible, ni nadie ha dado una mínima explicación al respecto, por qué se centró exclusivamente la acusación de prevaricación sobre el juez Garzón, cuando el fiscal apoyó la intervención de las comunicaciones de los detenidos,  e incluso el juez Pedreira la prorrogó, ante el peligro de que desde la prisión aquellos diesen las órdenes precisas para poner a buen recaudo el dinero obtenido ilícitamente. Como no lo fue que se abriesen  tres causas penales contra Baltasar Garzón prácticamente al mismo tiempo, instruidas con una celeridad a la que no estamos acostumbrados, y perfectamente coordinadas para hacer el mayor daño posible al magistrado.

Lo ocurrido no es casual, y tenía una explicación y un objetivo ya conseguido: apartar al Juez Garzón de la instrucción del “caso Gürtel” y extender una sospecha de falta de honorabilidad sobre su persona, como medio de justificar ante la sociedad su confabulación. Y para ello la derecha política, la judicial, y los medios de comunicación afines, orquestaron  una maquiavélica conspiración, que la historia la juzgará como uno de los hechos más turbios de nuestra joven democracia.

Pero la verdad es muy tozuda, y poco a poco ya vamos sabiendo que, lo hasta ahora conocido del “caso Gürtel”, no es más que la punta del iceberg de un escándalo de corrupción de considerables magnitudes, que dejará muy tocado al partido en el gobierno y puede acabar con la carrera política de muchos de sus dirigentes históricos, los mismos que en las últimas décadas nos han querido dar a todos lecciones de moralidad, y ahora, ya sabemos, han tenido un comportamiento muy poco decente.

Bárcenas parece saberlo todo, aunque desconocemos si está o no dispuesto a contarlo; todo dependerá del resultado de las presiones a las que está sometido y de los pactos ocultos a los que pueda llegar con el PP. Pero los ciudadanos ya han hablado, y les han condenado por haberse lucrado con nuestro dinero para provecho propio o de su partido.

La condena a Baltasar Garzón no es historia, sino pura actualidad, por ser el único condenado en el “caso Gürtel” después de más de cuatro años de investigación, lo que resulta verdaderamente escandaloso y es un desprestigio para nuestro Estado de Derecho. Han querido matar al mensajero, pero les ha salido un impresentable respondón; y es que Bárcenas, aquel senador por el que Rajoy ponía la mano en el fuego, ha sido siempre un sinvergüenza, y ahora les toca sufrirlo a los mismos que lo encumbraron.

Garzón, un juez honrado y justiciero, que ha conseguido tener enemigos en todas partes, ya no está con nosotros. Pero su atrevimiento en investigar a fondo la corrupción de nuestra derecha ha dejado huella, y no ha sido olvidado por los ciudadanos. Quizás sería un revulsivo y un buen fichaje para IU; está por ver, pero que nadie lo descarte. Que bonita escena sería verle interpelando y sacando los colores en el Congreso de los Diputados a los mismos que quisieron acabar con él. Tiempo al tiempo.


Madrid, un polvorín de reivindicaciones (fotos de Francisco Lopez)

polvorin-1

Este precioso graffiti localizado en el barrio de Lavapies, que transmite frescura y una visión optimista de nuestro futuro, no pasa de ser un espejismo en los momentos que vivimos. Muy cerca de allí, sin salir del barrio, en la Plaza de Tirso de Molina, husmeando entre los puestos de los Republicanos, que cada domingo ponen para vender libros, insignias, pulseras, etc, podíamos ver esta escena, que parece del pasado pero resulta esperanza de futuro, porque o la monarquía acaba con todo, o acabamos todos con la monarquía, que se descompone y parece ya tener los días contados.

polvorin0461A-LAVAPIES

Con el cúmulo de atropellos que estamos sufriendo propiciado por un poder cada día más corrompido en sus altas instancias, hoy se había convocado en la Puerta del Sol una Asamblea del 15M, y se anunciaba una manifestación por los afectados por las hipotecas que, como ya sabréis, hace unos días fueron desalojados del campamento que tenían instalado delante de Cajamadrid.

polvorin0466A-PTA

En la mismísima Puerto del Sol, que se ha convertido en todo un polvorín de reivindicaciones, ya se pide públicamente la vuelta de Garzón para acabar con la fiesta de los sobres y la delincuencia política.Y se exige que sea indultado de inmediato ya que “no ha matado a nadie conduciendo en dirección contraría“, en alusión al sospechoso indulto concedido recientemente a un kamikaze que había sido defendido precisamente por un buffete de abogados en el que “casualmente” trabaja un hijo de nuestro dignísimo ministro de justicia.

polvorin0468A-PTA

Sin sanidad, sin educación, sin trabajo, sin casa.. ¿donde están nuestros derechos”, se preguntan a diario los millones de ciudadanos que sufren más directamente las consecuencias de la crisis, en un país gobernado por la derecha, cuyo Presidente ya sabemos ganaba al año un promedio de 200.000 euros mientras que estaba en la oposición, y se subía sus ingresos muy por encima del IPC, mientras nos pedía a todos que nos abrochemos el cinturón; y se siente orgulloso de cumplir con su promesa de hacer pública sus declaraciones de hacienda, cuando debería estar avergonzado de su contenido.

polvorin0464A-PTA

La Plataforma de Afectados por las Hipotecas han convocado una manifestación para el próximo 16 de febrero, a las 18,00 horas, que partirá de la Plaza de Colón. Pido a todos los madrileños que estén presentes en solidaridad con quienes sufren las consecuencias de los abusos de la banca. Y, porque sobran corruptos, lo menos que podríamos exigir a nuestros gobernantes es su inmediata dimisión, una vez que han perdido toda su legitimación para seguir decidiendo nuestro futuro.

(Agradezco a Francisco López, el envío de estas fotografías, incluidos sus comentarios que he tratado de ampliar, siempre con su permiso).

 


Baltasar Garzón, en plena forma

Garzón en la SER

Esta mañana, escuchando a Baltasar Garzón en la cadena SER, tuve le sensación de respirar aire fresco con una buena dosis de optimismo, en medio de una sociedad triste por las trágicas consecuencias de la crisis económica y muy dolorida por los graves casos de corrupción en los que están implicados los principales dirigentes del partido en el gobierno, y que pueden deteriorar aún más la situación límite en que vivimos.

Vi a Garzón en plena forma, sintiéndose libre para opinar dada su actual posición fuera de la carrera judicial, y con las ideas muy claras sobre lo que está pasando en nuestro país por los altos  niveles de corrupción que sufren  nuestras instituciones. Eso sí, un poco triste al no poder contribuir como juez a su limpieza debido a la inhabilitación que sufre, precisamente por haberlo intentado. No tengo ninguna duda de que ha sido víctima de un complot por haber osado descubrir y perseguir la corrupción masiva del partido ahora en el gobierno,  que pasará a la historia como uno de los episodios más tristes y vergonzosos de nuestra joven democracia.

Pero Baltasar Garzón está también crecido porque cuatro años después del comienzo de la investigación del caso Gürtel ahora ya vamos conociendo alguna de las consecuencias  de no haberse controlado la evasión de capitales procedentes de la trama corrupta. Aquellas famosas escuchas que acabaron con su inhabilitación hubiesen podido servir para evitarla, pero fueron declaradas nulas y por ello ineficaces para controlar las maniobras ocultas de quienes ya estaban en prisión y siendo investigados.

Tiempo al tiempo, pero conociendo la catadura moral de nuestros gobernantes, que nos mienten y engañan a diario, ya no es descartable que la llamada “amnistía fiscal” tuviese otras finalidades distintas a las meramente recaudatorias. Si se confirma lo que ahora está investigando el juez Ruz, y se descubre que sirvió para blanquear a bajo coste el dinero negro procedente de la trama Gürtel, ya podemos adivinar quién puede estar detrás de tal decisión legislativa, que podría convertirse en prevaricadora.

Quienes aún tenemos memoria histórica, recordamos los furibundos ataques que sufrió Baltasar Garzón   por parte de dirigentes del PP cuando comenzó a investigar el caso Gürtel, en forma de querellas y denuncias ante el CGPJ,  orquestadas todas ellas  por Federico  Trillo, ese mediocre personaje que en 2002 quiso invadir la Isla Perejil y que se encargó después de perseguir a quien confeccionaba los trajes a Francisco  Camps, y que ha recibido su recompensa del  gobierno al nombrarle embajador en el Reino Unido, una forma de hacerle callar por lo que sabe.

Baltasar Garzón puso el dedo en la llaga cuando hizo mención a la lentitud de la  justicia, y en especial cuando se investigan casos de corrupción. Aludió a la falta de medios, y a que solo los jueces más valientes se atreven a investigar a fondo los casos que afectan a políticos o personajes de alto standing. Y es curioso que quienes deben de dar libertad a los jueces para que investiguen  y dotarles de los instrumentos adecuados para ello, son precisamente los que pueden ser investigados por prácticas supuestamente ilícitas, lo que justifica que quieran echar el freno e imponer el control para diluir en el tiempo la instrucción.

Gallardón, nuestro flamante ministro de Justicia, tan promiscuo en conceder indultos un tanto sospechosos, si realmente quiere limpiar este país de corrupción, debería de proponer a Baltasar Garzón para ser beneficiario de tal medida de gracia, y así poder reforzar  la investigación judicial con alguien que ha demostrado su total capacidad para asumir retos que muchos jueces rehusan. Pero dudo que tenga tal ocurrencia, ahora que se dedica a defender con mentiras la honradez de Ana Mato, alegando que su caso fue archivado por no considerarla implicada en el caso Gúrtel, y su buen nombre restituido; cuando lo cierto es que fue archivado por entender el juez instructor prescrito el delito de cohecho impropio, y  olvida que la causa contra ella puede ser reabierta si sus conductas, ahora más conocidas,  son enmarcables en otro tipo delictivo. Resultando patético y esperpéntico que un ministro de Justicia se dedique a defender a una presunta corrupta y consienta que el juez  que instruyó el caso Gürtel continúe por ello inhabilitado.

Garzón dice que no ha recibido ninguna invitación a entrar de nuevo en la política activa; pero no descarta hacerlo si se le presenta la oportunidad. Lo que sería una buena noticia para comenzar a regenerar este país. Cuenta con mi apoyo y mi voto incondicional si así lo decide. Este país tiene solución, y el juez estrella forma parte del material humano  existente para acabar con la corrupción.


Por una “Comisión de la VERDAD” sobre los crimenes del franquismo

El pasado sábado tuvo lugar en la Puerta del Sol, de Madrid, la presentación de la “PLATAFORMA DE LA VERDAD” sobre los crímenes del franquismo. Allí estuvieron presentes, entre otros personajes públicos, Baltasar Garzón, Pilar Bardem, José Antonio Martín Pallín, Cándido Méndez, Ignacio Fernández Toxo y Cristina Almeida y el exfiscal Anticorrupción  Carlos Jimenez Villarejo, quien eu su intervención afirmó que “hay que exigir que se haga finalmente, como pidió el Consejo Europa en el año 2006, un inventario completo de los crímenes del franquismo, de las actuaciones de  los tribunales de guerra, del Tribunal de Orden Público o de las sanciones de todo tipo que se impusieron a quienes lucharon por la libertad. Hay tantas cuestiones pendientes, tantas injusticias por saldar derivadas del franquismo, que  no se puede esperar más”.

Entre el público, pudimos localizar al historiador Ian Gibson.

Cerrar en falso un importante capítulo de la historia reciente de nuestro país  supone olvidarnos de la víctimas del franquismo  y ocultar a las futuras generaciones las consecuencias criminales de una dictadura provocada por la incapacidad de nuestra derecha en asumir los resultados de las urnas.

El Juez Baltasar Garzón justificó la creación de  una comisión de la verdad para que haya una “reparación integral” por los crímenes del franquismo porque todavía existe “una deuda histórica y actual” con las víctimas, añadiendo que “hay una parte del espectro político que se niega a reconocer unos hechos del pasado“.

El acto sirvió para homenajear a las víctimas, así como para llevar a cabo un nuevo reconocimiento público de Garzón, que se desplazó desde Colombia -en donde actualmente vive y trabaja- para unirse a un acto tan emotivo.

(Crónica y fotografías de Francisco López, que se ha convertido en el corresponsal en Madrid de sinlavenia.com).


Todos con Garzón (fotos de Paco Lopez)

El pasado domingo 12 de febrero, convocados por la PLATAFORMA CONTRA LA IMPUNIDAD DEL FRANQUISMO,  miles de madrileños se concentraron ante la sede del Tribunal Supremo para protestar contra los juicios de la vergüenza y en apoyo al juez  Garzón, víctima de una persecución orquestada para poner fin a su carrera profesional. Ya han conseguido su objetivo, pero no han podido quebrar su dignidad e integridad. Entre los presentes se encontraban  Gaspar Llamazares, que está dispuesta a pedir cuentas a Divár por el desprestigio que está sufriendo la Justicia.

También asistió, pese a su avanzada edad,  Marcos Ana, un símbolo de la cultura antifascista, que paso 23 años en la cárcel por sus ideas, y que  cree que “el pasado franquista sigue en los entresijos del Estado

“Todo huele mal en este Tribunal”, gritaban muchos de los concentrados, indignados por el atropello que está sufriendo Baltasar Garzón. recientemente condenado a 11 años de inhabilitación.

Los asistentes reivindicaron su derecho a criticar abiertamente el contenido de la Sentencia ya dictada, al amparo del derecho a la libertad de expresión. Es llamativa la  cínica postura del PP, pidiendo respeto a la decisión del TS, cuando son ellos y sus corruptos los máximos beneficiados del fallo manifiestamente injusto, que ha vulnerado el derecho de defensa del magistrado condenado, al habérsele rechazado la práctica totalidad de las pruebas propuestas.

(Damos las gracias a Paco López por representarnos en la concentración y enviarnos este reportaje fotográfico).


  • xixon
  • Recomendado

     
  • Mi Instagram

    En mi Instagram
  • Sindicación – RSS

    Agrégame a tu lector de feeds   

  • Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 70 suscriptores

  • Sígueme

    Hazte fan En Twitter

  • Lectores, ahora…

          

  • Del autor (recomendado)

    Otra de mis webs, fotos de Asturias

    Mi viaje a Namibia...fotos, consejos, etc

  • calendario

    diciembre 2014
    L M X J V S D
    « nov    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
  • Comentarios recientes

    • Inesa: A ver si con este refresco de la memoria providencial,...
    • Inesa: Estoy intentando que desaparezca de mi vista eso de...
    • Lourdes Humet: La pauta aquí en cualquier caso la marca Fernando....
    • Inesa: Roberto, el que está a la derecha de Pablo Iglesias no es...
    • Inesa: Con tanto golpe de estado legal, tanta radical injusticia y...
    • Inesa: A la atención de FERNANDO y DABO He venido notando...
    • Huci58: Cargarse el Estado de Derecho es lo que han pretendido...
    • Joxetxo: Ya lo dicen los dirigentes de Podemos. Ya están...
    • Mercedesregina: Lo hemos permitido y, hasta aquí hemos llegado. La...
  • Archivos

  • Categorías

  • Copyright © 1996-2010 SInLaVeniA. All rights reserved.
    iDream modificado por Dabo (@daboblog) para SInLaVeniA theme by Templates Next | Powered by WordPress