Tag: ElPlural.com

Ganar no es triunfar, y el bipartidismo ya es historia en nuestro país

teresaRodriguez

El PSOE, con 47 diputados, consigue convertirse en la primera fuerza de Andalucía, pero se equivocaría Susana Díaz si lo considerase un triunfo, dado que no hacen más que repetir el número de escaños, pero perdiendo más de un 4% de apoyo, pasando de un 39,52% a un 35,47%, lo que supone una reducción de  un 10%, con más de 100.000 votos menos. Eso sí, los socialistas se han visto favorecidos por la aplicación del sistema D´Hondt, que siempre favorece a las fuerzas más votadas.

No cabe duda que el PP sufre un descalabro, al perder 17 diputados y un 14% de apoyo electoral. Pero si sumamos el apoyo total de los dos grandes partidos, observamos que el bipartidismo ya es historia, y dos fuerzas emergentes, como son Podemos y Ciudadanos,  irrumpen con fuerza en el panorama político andaluz, pasando entre ambas de 0 a 24 escaños. Las cosas empiezan a cambiar en Andalucía, y tendrán su traducción a nivel nacional  en las elecciones generales del próximo més de noviembre, incluso con mucho mayor impacto.

Pese a que Teresa Rodríguez no se siente satisfecha, porque esperaba más y su objetivo era el triunfo, no cabe duda de que con sus 15 escaños la gran vencedora de estos comicios es Podemos, por mucho que los medios de comunicación se empeñen en afirmar lo contrario, multiplicando por tres el apoyo que tuvo en las elecciones europeas. Y no nos olvidemos que muchos andaluces, que optaron ahora por apoyar otras fuerzas políticas, ya tienen reservado su voto para Podemos para las próximas elecciones generales.

Izquierda Unida es la gran fracasada, sufriendo una enorme pérdida de apoyo y de escaños, pero resiste al poder formar grupo parlamentario propio. Pero al ser irrelevante políticamente, se le augura un futuro muy poco esperanzador, que solo pasa por converger con Podemos; tiempo al tiempo.

De pactos posibles ya hablaremos otro día. Aunque si Susana Díaz no quiere pactar con la derecha, no le queda más opción que hacerlo con Podemos, y para ello tendrá que cambiar de inmediato su discurso, o gobernar sufriendo, dado que no puede dar la espalda a reivindicaciones sociales que procedan de la izquierda. El suicidio político no es su meta, y tarde o temprano tendrá que hacerlo.

Lo que sí está claro es que PSOE+Podemos+IU suman en Andalucia 67 diputados, lo que supone una mayoría absoluta holgada, y casí un 60% de votos. Y quienes pensamos en clave de izquierda, y confiamos en que los socialistas recuperen el sentido común, lo vemos con buenos ojos.

(publicado en elplural.com)

Bookmark/FavoritesDifunde

Orden de búsqueda y captura para el ministro Cristóbal Montoro

Tan locuaz y charlatán, nuestro “flamante” Ministro de Hacienda e Instituciones Públicas parece haberse olvidado de que la tierra es redonda y de que el día sucede a la noche, hasta el punto de que lleva una semana en ignorado paradero, por lo que no ha quedado más opción que emitir una orden ciudadana de búsqueda y captura, para que dé explicaciones públicas de todo lo que está ocurriendo alrededor de su persona, y confiamos en que con  el mismo estilo que le caracteriza para criticar y sembrar dudas sobre los demás.

Personaje siniestro, mordaz y alejado de los comportamientos que deben de adoptarse por quien se supone tiene las llaves de nuestro dinero, Cristóbal Montoro ha conseguido en tres años destruir definitivamente la imagen de seriedad, imparcialidad y neutralidad que debe trasladar a los ciudadanos la Agencia Tributaria, que siempre debe de estar ajena y distante a los cambios políticos, para convertirla en una fuente de información privilegiada para sus intereses políticos y de partido, hasta el punto de que la ha transformado en un chiringuito más del partido en el gobierno, que ha servido para perdonar deudas millonarias a sus amigos defraudadores mediante una amnistía encubierta, perseguir implacablemente al honrado ciudadano por meros errores en su declaración,  verter insinuaciones maliciosas frente a destacados miembros de la cultura que no les son afines, y ocultar sus propias vergüenzas para exonerar a los suyos de graves responsabilidades penales.

Los enfrentamientos entre la Agencia Tributaria y el juez Ruz se han convertido en la gota que colmó el vaso, al atribuirse aquella facultades para decidir lo que es o no es delito, cuando es competencia exclusiva del instructor, de la misma manera que éste no debe decidir si una determinada irregularidad fiscal es motivo o no de sanción administrativa. Pero comparar al PP con Cáritas, por el mero hecho de que ambas entidades formalmente gozan de los privilegios de las organizaciones sin ánimo de lucro, es tal dislate que insulta al sentido común de la mayoría de los ciudadanos, cuando ya sabemos  que el PP se ha convertido en un negocio muy lucrativo para muchos de sus dirigentes y allegados.

Es cierto que la Ley de Partidos Políticos deja exentas del pago del Impuesto de Sociedades las donaciones que reciban y sean destinadas a los fines propios del partido. Pero obviamente se está refiriendo a donaciones legales, transparentes, incluidas dentro de la contabilidad oficial auditada por el Tribunal de Cuentas, y que no excedan de los límites legalmente establecidos. Y, por supuesto, no incluye las donaciones obtenidas ilegalmente, procedentes supuestamente de comisiones pagadas por empresas con el objetivo de obtener a cambio concesiones de obras públicas, dinero negro puro y duro que tan solo se refleja en su contabilidad B, conseguido al estilo mafioso de los años 40 de Lucky Luciano. Por lo que darle el mismo tratamiento fiscal es todo un despropósito jurídico, alejado de los principios que deben presidir un Estado de Derecho decente, del que tanto queremos presumir.

Para que todos nos entendamos, el PP se financia de forma ilegal con dinero negro y no declarado, trata de blanquearlo repartiéndolo en sobre marrones a sus dirigentes y mediante la ejecución de obras en su propia sede, consensúa con el arquitecto ejecutor su entrega en B para que éste se ahorre el pago del IVA, convirtiéndose en colaborador necesario del fraude fiscal, y ahora pretende, con el apoyo de la Agencia Tributaria controlada por  el propio Cristóbal Montoro, que se le dé el mismo tratamiento que al dinero legal. Todo un escándalo, que en un país decente hubiese provocado su inmediata dimisión.

Pero como no hay dos sin tres, ahora sabemos que los beneficios del despacho fundado por Cristóbal Montoro, denominado actualmente Equipo Económico S.L., crecieron como la espuma en época de crisis cuando aquél lo abandonó para dedicarse de nuevo a la política y convertirse posteriormente en Ministro de Hacienda. Todo ello “casualmente” gracias al contrato millonario firmado con Madrid Network, empresa semipública de la Comunidad de Madrid, presidida por entonces Antonio Beteta, actual Secretario de Estado de Instituciones Públicas, dependiente del propio Cristóbal Montoro.  Un caso de tráfico de influencias de libro, tipificado en el artículo 428 del Código Penal, y penado con multa y prisión de seis meses a dos años, de esa que se tiene que cumplir cuando los hechos son socialmente reprobables y producen escándalo público, como le ha ocurrido a la propia Isabel Pantoja, que por mucho menos está en la cárcel.

Pico a la puerta, ¿está el Sr. Montoro?… No contesta, parece que se ha escondido en el cuarto de las escobas hasta que amaine el temporal. Y mientras tanto el PP y Don Mariano Rajoy dándonos a todos lecciones de honradez y exigiendo a los griegos que cumplan sus compromisos, cuando ellos hacen todo lo contrario a lo que prometen, meten la mano en la cartera del dinero público, y gozan de una impunidad escandalosa. Qué vergüenza.

(Publicado en elplural.com y en Asturias24.es)

 


Ciudadanos, ¿la marca blanca del PP?

No nació con esa intención, pero va camino de convertirse en ello. Ciudadanos, un partido que representa a una derecha conservadora, y que incluso en sus inicios se situaba a la derecha del Partido Popular, va ganando terreno de forma meteórica, hasta el punto que ya compite en igualdad de condiciones con  PP, PSOE y Podemos, si nos atenemos a los resultados de las últimas encuestas; y parece apoderarse de manera firme de un voto desencantado que hace tres años apoyó al gobierno de Mariano Rajoy.

Albert Rivera, un joven político de buen talante que, a primera vista, cae bien a casi todos, con mensajes muy sencillos y directos parece que va calando entre un amplio sector del electorado. Representa la juventud y la limpieza en política, en contraste con la putrefacción que invade a los dos grandes partidos de siempre, que observan como el bipartidismo se desvanece.

Pero no nos dejemos engañar. Sabedores nuestros actuales gobernantes de que les resultará casi imposible recuperar a un electorado perdido, en mayor medida cuando no se refugia en la abstención, sino que busca otras alternativas, el PP no ve con malos ojos el ascenso de Ciudadanos si con ello neutraliza al PSOE y frena el ascenso de Podemos. Es más, ya lo observa como la muleta que les permitirá seguir gobernando en muchas ciudades y posibilitará la reelección de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

Cuando llegue el momento de la verdad y Ciudadanos sea invitado por el Partido Popular a compartir poder, dudo mucho que Albert Rivera y compañía se resistan a una tentación tan golosa. Quizás pueda servir de freno a los desmanes de la derecha reaccionaria que nos ha gobernado en los últimos años, pero permitirá que quienes han menoscabado los derechos de los ciudadanos, creando una desigualdad histórica difícil de recuperar, y que han utilizado sin pudor alguno la corrupción como un fácil camino para un enriquecimiento personal, puedan seguir gobernando.

No nos equivoquemos, si queremos que este país cambie de verdad, el objetivo que nos debemos proponer los ciudadanos es expulsar a quienes nos han mentido, ninguneado, robado y manipulado en los tres últimos años. Solo así recuperaremos la decencia y el sentido común que debe de presidir  cualquier actuación política, que debe estar siempre encaminada a la defensa de los derechos de los ciudadanos, tan denostados en los últimos tiempos, y no a su menosprecio.

Ciudadanos no es de izquierdas  ni de centro. Representa a una derecha distinta y aparentemente decente, pero nada más. Que nadie se equivoque, el futuro pasa por la izquierda de verdad, y no por dar aliento a quienes están destruyendo nuestros derechos, y atentan contra nuestra dignidad. No nos confundamos de amigo ni de enemigo.

(Publicado en elplural.com)


Pedro Sánchez perdido en sus propias contradicciones

Todavía es pronto para saber el resultado definitivo de las últimas maniobras de Pedro Sánchez, pero que en solo una semana haya sido capaz de hacerse una foto con Rajoy apoyando implícitamente la prisión permanente revisable y cargarse de un plumazo el sistema de primarias en su partido, dice muy poco de alguien que aspira a gobernar este país. Con ello solo demuestra que es un político inestable, poco fiable, que se pierde en el regate corto, y que piensa solo en su futuro personal. Eso sí, parece jugar con el equipo contrario, y el PP se frota las manos.

Tomás Gómez nunca ha sido santo de mi devoción. Puede que sea honrado, pero no transmite empatía, su falta de carisma es evidente, y él mismo debería saber que es incapaz de ganar unas elecciones en la Comunidad de Madrid, por lo que lo razonable sería renunciar a competir por el bien de su partido. Pero eso no justifica que un candidato elegido en unas primarias sea fulminado con argumentos poco convincentes. Esto es un golpe de estado en toda regla, impropio de un partido con más de 100 años de historia, que se dice democrático.

¿Da mala imagen Tomás Gómez hasta el punto de perjudicar el futuro “prometedor” del partido socialista?, ¿sabe Pedro Sánchez algo que desconozcamos el resto de los mortales sobre su posible imputación en el caso del tranvía de Parla?. No olvidemos que la situación  ahora es la misma o similar a la del pasado mes de diciembre, y por entonces el Secretario General de PSOE respaldaba sin fisuras a su homónimo de la  Federación Socialista Madrileña, por lo que su drástico cambio de opinión requiere una explicación que aún no hemos escuchado.

Parece que Pedro Sánchez, con un golpe de autoritarismo de muy dudosa calidad democrática, ha actuado solo, sin contar con el resto de los barones del partido. Al menos es lo que se puede intuir por las primeras palabras de Susana Díaz, que afirmaba desconocer la noticia minutos después de haberse publicado. O sabe más de lo que reconoce y espera acontecimientos para decidir con quién debe posicionarse; ella se siente caballo ganador, y ahora su ambición le aconseja ser prudente.

En política, entre bambalinas, se cuece mucho más de lo que llega a los ciudadanos, meros juguetes de quienes aspiran a lo máximo. Pero la rumorología está camino de convertirse en asignatura obligatoria en las facultades de periodismo, y los primeros comentarios apuntaban a que detrás de esta sorpresiva maniobra estaba el grupo Prisa, que parece tener dos barajas para jugar. No habían pasado 12 horas cuando se confirmaba esta sospecha, con la publicación de una encuesta en El País, de escasa fiabilidad por haberse hecho en caliente, en la que el PSOE se convierte en la fuerza más votada en la Comunidad de Madrid, con un aumento de 8 puntos, relegando al tercer puesto a Podemos, que hasta entonces iba en primera posición. Y todo para vender el titular de que “Pedro Sanchez se fortalece..“.  Tal parece que el cuarto poder quiere tener un protagonismo destacado en las estrategias políticas de los partidos que les llevan dando de comer desde hace más de treinta años.

 Lo más preocupante es que, ante las incertidumbres que se están generando en los últimos meses en el seno del PSOE sobre quién manda realmente en el  partido, Pedro Sánchez se ha refugiado en la fuerza de los votos de los militantes, sacando pecho de que él ha sido elegido democráticamente en unas primarias. Un sistema de democracia interna muy loable que él mismo se ha cargado sin miramientos, lo que le convierte en alguien que no es de fiar, ni siquiera entre los suyos.

Ahora solo nos queda esperar acontecimientos y saber cómo acaba este incidente político tan polémico. Todo puede suceder y promete ser interesante el desenlace final. Al menos no nos aburriremos.

(Publicado en elplural.com)


El caso Monedero puede volverse contra el PP… No caigas en su trampa

monedero10

Hace años, cuando aún no estaba en política y Podemos ni siquiera era un proyecto realizable, un tal Juan Carlos Monedero realizó en su esfera privada una serie de trabajos propios de su especialidad profesional, para determinados países sudamericanos, como han hecho un sinfín de catedráticos y profesores universitarios en las últimas décadas. Como las cosas funcionan como funcionan, tardó años en percibir su remuneración, y decidió crear una sociedad unipersonal para facturarlos. Quizás este fue su gran error, pero muy posiblemente siguiendo los consejos de un asesor fiscal. No olvidemos que en este país existen miles de sociedades unipersonales o familiares creadas con el único fin de tributar a la Agencia Tributaria, recomendadas por los propios asesores fiscales, y nadie se rasga las vestiduras por ello.

Si Monedero no fuese en la actualidad un destacado activista político de un partido que aspira a gobernar nuestro país, que se ha convertido en  la principal oposición al Partido Popular, no hubiese pasado nada, o a lo sumo Hacienda le habría remitido una declaración paralela, de entender que tributaba indebidamente, lo que podría ser discutido incluso ante los Tribunales, dadas la diversas interpretaciones existentes en situaciones similares. Lo que es evidente es que declaró sus ingresos, y cuando se cuestionó públicamente si era o no correcto hacerlo a través de una sociedad unipersonal, decidió aplicarse para sí mismo el criterio más exigente, y presentar una declaración complementaria, por lo que en estos momentos está al día  con Hacienda, e incluso se le debe un dinero ingresado en exceso.

Lo que sí resulta escandaloso y delictivo es que el Gobierno, a través de Cristóbal Montoro, o allegados a éste, filtre a la prensa, por motivaciones políticas y partidistas, un documento secreto de la Agencia Tributaria, como es la declaración de un particular, con la única finalidad de construir un escándalo político. Es el mismo gobierno  que se negó a publicar las listas de los mayores defraudadores de este país, y  que alegó motivos de confidencialidad para ocultar las personas que se acogieron a la amnistía fiscal.  Pero Juan Carlos Monedero es la excepción,  por cuanto es preciso destruir y desprestigiar a un movimiento político que aspira a expulsar del poder al partido más corrupto de la historia de la democracia.

La revelación de secretos, en sus diversas vertientes, está castigada en nuestro Código Penal con severas penas, que pueden llegar a una privación de libertad de 3 a 5 años para un caso como el que nos ocupa. Y conocer el autor de la filtración es más que sencillo, porque el sistema de seguridad para controlar el acceso a la información y bases de datos de la Agencia Tributaria permite identificar a quien lo haga, al quedar su huella marcada, e incluso se puede saber el día y hora de su acceso y los motivos que alegó para hacerlo. Por lo que sería conveniente que se abra una investigación de inmediato para conocer al autor de la filtración para que responda por ello, e incluso es un hecho de tal gravedad que exgiría la intervención de la Fiscal General del Estado, que parece estar en ignorado paradero desde su nombramiento.

Muchos periodistas y políticos que ahora se rasgan las vestiduras frente a Monedero, a buen seguro tendrán constituidas sociedades unipersonales o familiares para declarar a Hacienda sus ingresos por sus actividades profesionales, y les recuerdo que pueden ser víctimas del efecto boomerang. Incluso muchos ídolos del fútbol (Messi y Casillas, entre otros muchos), se han encontrado en situaciones similares, y han regularizado su situación sin que nadie les haya acusado de cometer un fraude fiscal; y más de uno, como es el caso de Gerard Piqué, ha decidido no pagar la suma reclamada y discutir la procedencia de la misma en los tribunales, lo que podría haber hecho igualmente Juan Carlos Monedero.

Un tal José María Aznar, Presidente de Honor del PP, muy pocos meses después de dejar de ser Presidente del Gobierno constituyó junto con Ana Botella Famaztella S.L., con un capital social de 3.006 euros, una sociedad familiar cuyo objeto social era “la explotación de los derechos de propiedad intelectual de doña Ana Botella Serrano y de don José María Aznar López en todas sus manifestaciones, como libros, escritos, discursos, alocuciones, conferencia y otras análogas”, a través de la cual ha facturado millones de euros, supuestamente para declarar menos a Hacienda. La Agencia Tributaria  abrió una inspección a la citada empresa en el año 2013, que fue cerrada pocos meses después, presumiblemente sin sanción. Nada se dijo de fraude a Hacienda, ni de delito fiscal, pero lo cierto es que esta sociedad encubre unas actividades personales que, aplicando el criterio que se exige a Monedero, deberían de haber tributado por encima del 45%,  y no por el impuesto de sociedades.

La Vicepresidenta del Gobierno ha llegado a afirmar con su lengua viperina que “Si todos los españoles hicieran lo que hace Monedero a ver cómo íbamos a pagar los servicios públicos, la Sanidad o la Educación“. ¿Le damos la vuelta?: “Si todos los españoles hicieran lo que ha hecho Monedero, declarando sus ingresos, haciéndolo en España, y presentando su declaración complementaria ante las dudas surgidas, podríamos haber evitado los recortes en los servicios públicos, la Sanidad o la Educación“.

En el fondo todo esto es un burdo montaje de una derecha que no tiene escrúpulos para mentir, difamar, engañar y tratar de manipularnos a todos. La hipocresía, el cinismo y el fariseísmo nos gobierna. Su única intención es tapar sus vergüenzas, aunque se conforman con que pensemos que los demás son  tan sinvergüenzas como ellos. No caigas en su trampa.

(Publicado en elplural.com y en Asturias24)


Reflexiones sobre el terrorismo yihadista

cabeceramanifestacion

El sentido del humor es una de las mejores armas de convivencia social para compartir espacio en comunidad, en la que las discrepancias ideológicas y religiosas son una de sus esencias. Ser capaces de reírnos de nosotros mismos o de satirizar situaciones o comportamientos  con los que discrepamos  puede llegar a ser una manera de suavizar diferencias; pero no todos tienen por qué entenderlo y debemos aceptarlo. Por eso comprendo las palabras del Papa Francisco, que está demostrando tener más sentido común que nuestros gobernantes, cuando la pasada semana afirmó que la libertad de expresión tiene sus límites y no se puede ofender ni ridiculizar la religión de los demás, al referise a las viñetas de Charlie Hebdo, que han motivado uno de los atentados terroristas más sangrientos de los últimos años.

El atentado de París en un acto terrorista salvaje,  condenable e injustificable, por muchas viñetas que se hayan publicado en la revista satírica parisina ofendiendo a Mahoma, que por cierto personalmente no me hacen ninguna gracia. Pero eso en modo alguno justifica una masiva movilización ciudadana en favor de la libertad de expresión,  que puede estar convirtiéndose en una manipulación masiva promovida por nuestro gobernantes para justificar unos cambios legislativos realizados a toda prisa, que solo conducen a un recorte de nuestras libertades y derechos ciudadanos, por mucho que se empeñen en afirmar lo contrario.

En un Estado de Derecho el  terrorismo yihadista se combate aplicando la ley y con sentido común, y ya disponemos de fuerzas de seguridad y normas legales suficientes para afrontar cualquier situación que pueda producirse. Modificar nuestro Código Penal cada vez que se comete un delito, por muy grave que sea éste, solo demuestra que no todo lo tenemos previsto o que nuestra capacidad de improvisación es insaciable, y no es así.  Salvo que nuestros gobernantes solo pretendan obtener réditos políticos a corto plazo, amparándose en el desconcierto que generan estas situaciones en la ciudadanía. En nuestro entorno más cercano, ese aparente pacto PP-PSOE no pretende otra cosa que fortalecer un bipartidismo en crisis, creando la apariencia de que solo ellos son capaces de defender nuestro país.

Lo que sí debemos tener muy claro es que el yihadismo no se combate promocionando enfrentamientos bélicos por motivos exclusivamente económicos, como ha ocurrido en la gran mentira que fue la guerra de Irak; ni manteniendo abierto desde hace más de catorce años el Centro de detención de Guantánamo, en el que ya sabemos se han retenido sin acusación formal alguna, sin derechos y sin juicio,  a cientos de ciudadanos que han sido sistematicamente torturados, y que se ha convertido en uno de los casos más flagrantes de violación de derechos humanos de las últimas décadas. ¿No es admisible pensar que alguien nos puede odiar por ello?.

Dividir el mundo entre buenos y malos, pensando que los que vivimos en paises más prósperos gozamos de la verdad absoluta por el hecho de tener más, es un error histórico que nunca corregiremos si nuestra soberbia no se suaviza con una buena dosis de humildad y sentido común. Por cierto, la calle es de los ciudadanos y nuestros gobernantes están para solucionar los problemas y no para encabezar protestas;  en cierto modo, bajo la excusa de un salvaje atentado, estamos asistiendo a una involución, y eso no es bueno para nuestros derechos democráticos, que muchos se empeñan en controlar y recortar.

Solo reflexionando de verdad y corrigiendo errores cometidos en el pasado reciente podremos buscar soluciones. En otro caso, solo encontraremos más de lo mismo; aunque a más de uno el enfrentamiento le favorece política y económicamente, y no duda en fomentarlo.

(Publicado en elplural.com).


2015: El año de Podemos y de los ciudadanos

claroquepodemos10

Hace un año Podemos no existía, aunque se observaban algunos intentos por convertir el 15M en algo más que una protesta ciudadana. Es a mediados de enero cuando surge un movimiento que pretende convertir la indignación en cambio político, con el ambicioso propósito de acabar con el bipartidismo y “ganar” las elecciones generales. Había un gran material humano y muchas ideas para cambiar las cosas, y solo faltaba aglutinarlo y coordinarlo. Y así surgió Podemos como organización política, que contó ya desde el primer día con Pablo Iglesias, un líder carismático que se había dado a conocer en las tertulias televisivas, transmitiendo un mensaje de cambio profundo y revolución pacífica con un discurso con el que muchos ciudadanos coincidían, poniendo una frontera entre el futuro y un pasado que se identificaba como casta.

 Gracias al exquisito manejo de las nuevas tecnologías, un grupo reducido de personas jóvenes y bien preparadas consiguieron en menos de dos meses formar una candidatura al Parlamento Europeo, elegida en listas abiertas con una muy elevada participación ciudadana, realizando una campaña electoral muy digna y participativa con muy pocos recursos. Cada día que pasaba las simpatías hacia la nueva formación aumentaban, en medio de descalificaciones y críticas feroces que no hacían más que aumentar sus expectativas electorales. Un experto en elecciones cercano al Partido Popular llegó a decir que no sabían cómo tratar a Podemos, ya que si no se hablaba de ellos subían en las encuestas, y si se les desautorizaba subían aún más.

Y llegó la noche del 25 de mayo en la que Podemos se convirtió en la gran sorpresa electoral, aunque para algunos no lo fue tanto, al conseguir cinco eurodiputados y convertirse en la tercera fuerza política del país. Pero más de uno ha dicho que si las elecciones europeas se hubiesen repetido una semana después hubiese duplicado su resultado electoral, ya que muchos ciudadanos no se atrevieron a convertir su deseo en voto, pensando que resultaría inútil. Y esa noche Pablo Iglesias demostró que su ambición política no tiene límites cuando, al ser preguntado si se encontraba contento con el resultado, afirmó:  “Seguirá habiendo seis millones de parados, desahuciados, banqueros corruptos, hospitales privatizados… Podemos no nació para ser testimonial. Vamos a por todas. No nos conformamos“.

Muchos, y en especial los dirigentes de los dos grandes partidos, pensaron que eran flor de un día y un enemigo fácil de batir con insultos, calumnias y descalificaciones, pero los intentos por conseguirlo han fracasado estrepitosamente, hasta el punto de que cuantos más graves son las acusaciones vertidas contra Podemos y sus líderes, más aumenta en las encuestas su intención de votarlo. El hartazgo ciudadano a los partidos de la casta es tal, que produce el efecto contrario al deseado, ya que han dejado de ser creíbles para la mayoría.

Las últimas encuestas, que representan un estado de ánimo dificil de modificar, auguran un cambio radical en el mapa político de nuestro país, hasta el punto de que ya sitúan a Podemos como la primera fuerza política en intención de voto, lo que ha obligado a Rajoy, en un intento desesperado por mantenerse en el poder, a disparar con munición real en su última intervención del año, dedicando una loa al bipartidismo, anunciando que ellos o el caos. Pero intuyo que será inútil el esfuerzo por recuperar credibilidad, máxime cuando en su intenvención no ha hecho más que mentir y ofender a la mayoría de los españoles, contándonos una situación económica que en nada se parece a la realidad.

Resulta paradógico que puede ser Podemos quien neutralice las aspiraciones independentistas, al situarse como primera fuerza política en intención de voto en Cataluña en unas elecciones generales; y más sorprendente que ocupe el segundo puesto en el País Vasco, pisando los talones al PNV,  convirtiendo a Bildu en la tercera fuerza política, con una notable pérdida de apoyo. Pero todo esto no sucede por casualidad, sino que es consecuencia de que la ciudadanía votaba con poca convicción al partido que consideraba más próximo, y ahora se siente ilusionada por una fuerza que pretende cambiar las formas de hacer política, y priorizar los intereses de los ciudadanos por encima de los que dictan los mercados y los especuladores.

En el año que comienza, Podemos a buen seguro se convertirá en una fuerza política imparable, que puede colocarse en una buena posición en las próximas elecciones municipales y autonómicas, y resultar hegemónica en las generales que se celebrarán a finales del 2015, ante el desconcierto de los partidos de la casta, que temen perder sus privilegios. ¿Dónde está el secreto?: Podemos no es Pablo Iglesias, ni Monedero, ni Errejón, es una conjunción de voluntades de una mayoría de los ciudadanos que quieren participar en política para resolver sus propios problemas y cambiar el futuro , caiga quien caiga. Y el que no se entere es que está alejado de la realidad social de nuestro país, así de sencillo.

(Publicado en elplural.com)


  • xixon
  • Recomendado

     
  • Mi Instagram

    En mi Instagram
  • Sindicación – RSS

    Agrégame a tu lector de feeds   

  • Suscríbete al blog por e mail

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 80 suscriptores

  • Sígueme

    Hazte fan En Twitter

  • Lectores, ahora…

          

  • Del autor (recomendado)

    Otra de mis webs, fotos de Asturias

    Mi viaje a Namibia...fotos, consejos, etc

  • calendario

    abril 2015
    L M X J V S D
    « mar    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Comentarios recientes

    • Proverbios: Habría que se un buen abogado para comprobar hasta que...
    • RAMON YOPS: Todo esto deja un extraño regusto a la Italia de Giulio...
    • juan: parece que ha asegurado el “puestín” y los de sus...
    • Joxetxo: Rodrigo Rato nos debe muchas explicaciones a todos los...
    • Paco López: Una más de la corrupción que destila el PP y el...
    • Álvaro: Esta vez coincido plenamente contigo, Fernando. Por culpa...
    • susanna: Venezuela,siempre Venezuela. Como si no tuvieramos...
    • MANÍN: Este sinvergüenza es uno de los grandes farsantes y...
    • Paco López: Se me olvido poner la noticia:...
  • Archivos

  • Categorías

  • Copyright © 1996-2010 SInLaVeniA. All rights reserved.
    iDream modificado por Dabo (@daboblog) para SInLaVeniA theme by Templates Next | Powered by WordPress