La cultura también vive de noche, y para demostrarlo, hoy se ha celebrado en Gijón  “La Noche Blanca”, en la que Museos y Salas de Arte de nuestra ciudad se han puesto de acuerdo para permanecer abiertas hasta la madrugada, y así manifestar su compromiso con el papel transformador del trabajo de los artistas.

Exposiciones, conciertos, presentaciones y colaboraciones entre artistas han hecho posible que La Noche Blanca haya tenido un éxito total. En la foto vemos al grupo Toy´R Jazz. en pleno concierto en la sala El Arte de lo Imposible.

Un piano espera su momento en la sala Mediadvanced para intervenir en un concierto de Música Antigua.

Sax realizó su obra artística “Un Respiro a Pechamama”, en plena calle, en las inmediaciones de la Plaza del Instituto, utilizando materiales reciclables.

El artista callejero Mossel, natural de Sudafrica, cedió una pieza de arte público, denominada “Stairway to Heaven”, que ha sido instalada en la escalera situada junto al número 6 de la calle Claudio Alvargonzález.

La visita a algunas de las Salas de Arte más en boga  ha sido muy enriquecedora. Un muy elevado nivel creativo y artístico nos permite confirmar que nuestra ciudad, nuestra región y nuestro país tienen un futuro muy esperanzador, y es preciso superar una situación de crisis económica no deseada, sufrida  en mayor medida precisamente por  los que no la han provocado, para salir de un indeseado letargo que nos ha paralizado a casi todos.

(Todas las fotografías están capturadas con un iPhone 4S)

 

 

Difunde