El iPhone es mucho más que un teléfono; al margen de incorporar todos los componentes necesarios para realizar las prestaciones de un ordenador, su cámara fotográfica es de una gran calidad. Recientemente adquirí un complemente que me permite disponer de  tres objetivos: un ojo de pez, un gran angular y un macro; un tres en uno de muy reducidas dimensiones,  con lentes de excelente calidad. El pasado domingo realicé varias pruebas con el ojo de pez, ya subidas a Instagram, y el resultado, como podéis observar en estas fotografías, es muy positivo.

A las fotos se han incorporado efectos especiales para resaltar los colores y el contraste.

Difunde