El gobierno ha presentado este fin de semana los presupuestos para el 2013. Son los presupuesto de la ruina económica y del engaño , dado que  su aplicación conducirá inexorablemente a más recortes, más paro, más dependencia exterior y nulo crecimiento; y esto no ha hecho más que empezar. El PP decía tener la solución para resolver la crisis económica, y ahora se ha convertido en el problema. Los ciudadanos tenemos derecho a que se nos consulte sobre nuestro destino, ya que no podemos esperar tres años para hablar de nuevo en las urnas. Estamos sufriendo las consecuencias de un fraude electoral.

Bookmark/FavoritesDifunde