A las 12,00 horas del día de ayer, por iniciativa de la Corporación Municipal, se guardó un minuto de silencio en la Playa Mayor de Gijón en recuerdo a Santiago Carrillo, asistiendo poco más de un centenar de personas. Estuvieron presentes representantes de todos los partidos con representación municipal (Foro, PSOE y PP), y fue muy llamativa la ausencia de nuestra alcaldesa Carmen Moriyón, que parece desconocer cuales son sus obligaciones institucionales. No olvidemos que Carrillo, gijonés de nacimiento, fue nombrado en el año 2010 hijo predilecto de nuestra ciudad. No obstante estuvo presente la fue fuese alcaldesa de nuestra ciudad hasta el pasado 2011, Paz Fernández Felgueroso, demostrando su calidad humana para con nuestra ciudad y sus personajes históricos.

Se hizo notar la presencia de miembros de la ultraderecha más recalcitrante, si bien sus gritos de injurias e insultos contra el homenajeado, tuvieron como  respuesta el silencio respetuoso hacia uno de los constructores más emblemáticos de nuestra democracia, y azote en el exilio de la dictadura franquista.

A destacar los aplausos de la concejala del PP Pîlar Pardo a la figura del homenajeado, lo que demuestra que algunos miembros de nuestra derecha  saben estar en estos momentos tal especiales. Y lamentar la escasa presencia de público a pesar de la importancia del personaje.

 

Technorati Tags: ,

Difunde