Inspirándose en esta genial viñeta  de Miguel Brieva, Ines Illan Calderón ha escrito una carta a sus amigos para revivir las ilusiones de su combativa juventud en este día 15S, que pasará a la historia por ser el comienzo del fin de un época que nunca debió volver a repetirse.

Mis queridos y queridas:
De nuevo intempestiva, sin vuestro permiso, con premeditación y alevosía. Pero cómo no recordar aquel episodio:

Un día os descubrí participando en una “Mani”. Estábais recién salidos del “Jardín de infancia”y, en aquellas clases del “Grado elemental de Educación para la Ciudadanía”, habíais aprendido (sólo por la entonación y los gestos) que “Ni en Dioses, Reyes ni Tribunos / está el supremo Salvador”. Para celebrar tan instructivo descubrimiento salísteis a la calle armados con vuestros biberones-molotov y entonando contra la tiranía una  letra en francés que todavía no sabíais pronunciar ni entender del todo:
 
Allons enfants de la lecture
Le your de gloire est arrivé…
 
Aux livres mes copains
Tirez vos biberons
Prenez vos stylos
Marchons, marchons
Qu`un encre rouge
Abreuve nos renglons…
 
Formons nos positions….
Marchons, marchons…
 
Érais esos pequeñines que, con cara de enfado, sosteníais unas pancartas, con garabatos casi ilegibles. Entonces no sabías lo que ponían. Ahora ya sí. Sois ya muy mayores. Algunos, tras una larga transición de adolescencia recalcitrante, pasásteis, sin solución de continuidad, a la molesta vejez viruelas; otros aun conservais en vuestros interiores al niño bueno y a la fiera de mi niña; algunos, los menos, habeis alcanzado la madurez y con ella la responsabilidad ante los mandamases y mandamasas y la capacidad de establecer confortables  relaciones estables en todas las situaciones y con todas las cosas. Pero en aquellos madrugadores y luciferinos tiempos, todos, sin recelos,  marchábais juntos con vuestros biberones-molotov y  garabateadas pancartas. Una, escrita en alemán, decía así:   
 
     KRIEG UND LEICHEN- DIE LETZTE HOFFNUNG DER REICHEN.*
¡DESTRUYAMOS SU ESPERANZA!
 
     Para que os recordeis tal como érais y para que no creais que invento historias, aquí os dejo el testimonio gráfico, debido a Miguel Brieva, de aquel maravilloso suceso, que sorprendió a los mayores, y que hizo temblar a lo poderes  porque la cosa se estaba poniendo calentita. Ahora está que arde. Por eso aquellos infantes de entonces, hombres y mujeres de ahora, estarán mañana y el día 25 en Madrid, reclamando justicia y pidiendo ¡guerra, guerra, guerra! contra la indecencia democrática y sus intolerables y malsanas  injusticias.
Esperemos que entre el día 15 y el 25 de este Septiembre el león dormido despierte y sea el comienzo de de una buena amistad entre la justicia, la rebelión y el amor democrático y cortés.
Buenas noches y salud de esta vuestra que lo es
Inés Illán
 
(* Trad.: “Guerra y cadáveres, la última esperanza de los ricos”).  

Difunde