Superman no es un personaje ficticio, y al menos en nuestra imaginación adquiere unos niveles de realidad que nos permite imitarle. Todos los días cuando me levanto pongo su capa, me doy unos golpes en el pecho, y me propongo vencer cualquier adversidad que encuentre en mi camino. Lo llevo practicando años y os aseguro que da muy buen resultado. En ocasiones la vida es muy dura y cruel, y tenemos que enfrentarnos a situaciones no queridas pero inevitables; no importa, la fuerza mental lo puede todo y dejar de luchar para superar los contratiempos es un acto de cobardía.

Technorati Tags:

Difunde