Así se podía observar el Puerto Deportivo a las 21,30 horas, poniendo punto final a otro día 10 en sol. luz y color. Con el tiempo que estamos disfrutando, Gijón este año puede convertirse en un lugar 5 estrellas para veranear, alejado de los calores excesivos del sur. Nuestra visita dos horas antes al Elogio del Horizonte ya auguraba que el atardecer iba a ser un lujo para los aficionados a la fotografía.

Y se confirmó en una posterior visita al Puerto Deportivo.

Me cogió desarmado, sin la cámara reflex al hombro, pero el iPhone está siendo una buena solución para salir del paso, y no dejar pasar las oportunidades fotográficas. Hacer fotos con sol y sombra suele ser un error, salvo cuando las luces cálidas del atardecer atenúan el contraste, hasta el punto en el que un moderno edificio puede compartir instantánea con la Colegiata de San Juan Bautista.

Dicen que soy un friki de las nuevas tecnologías, y no lo considero un insulto sino un halago. Las fotografías las hago con la aplicación de Instagram, y al mismo tiempo que son publicadas en su red social,  también desde el iPhone las envío a Twiter y Facebook, y son divulgadas de inmediato en este blog. Mayor difusión imposible.

 

Bookmark/FavoritesDifunde