Hoy disfrutamos en Gijón de un día 10: soleado, con excelente temperatura y una brisa suficiente para no pasar calor. ¿qué más se puede pedir?. Eso si, por la mañana muy poca playa en las zonas en donde sube mucho la mar.

Las casetas de la zona del Piles le daban un colorido muy especial, y forman una parte inseparable de nuestra plaza de San Lorenzo, ubicada en el corazón de nuestra ciudad.

Este era el aspecto que tenía al mediodía nuestra plaza desde la desembocadura del puente del rio Piles.

Me gusta hablar bien y hacer promoción de nuestra ciudad, porque es cierto todo cuanto os cuento. Gijón es una ciudad con una calidad de vida envidiable los 365 días del año. Por eso este año he decidido veranear en mi ciudad, y ha resultado un acierto el lugar escogido.

Un paseo junto al mar me ha permitido hacer este pequeño reportaje fotográfico con mi iPhone, y utilizando la aplicación Instagram. Mañana más.

Bookmark/FavoritesDifunde