En los últimos diez minutos de partido el equipo español de baloncesto masculino ha buscado intencionadamente la derrota para evitar el cruce con EEUU. Sin fuerza, sin coraje, sin ganas, con apatía y abúlicos, la falta de profesionalidad de nuestra selección les descalifica como deportistas dignos de representar a nuestro país; y por mucho que la prensa deportiva  trate de disimularlo, el espectáculo ha sido bochornoso. Quizás su veteranía les haya permitido disimular, y así evitarán recibir el castigo que sufrieron las ocho jugadoras de bádminton al ser descalificadas por jugar a perder, pero a mi no me engañan.

Difunde