El ataque del Gobierno a la imparcialidad de los medios de comunicación pública /TVE y RNE), con una prensa de derechas en su práctica totalidad, conduce a que la ocultación de las noticias y la manipulación informativa adquieran cotas inimaginables que debilitaran sin piedad nuestra democracia. La independencia informativa ya es pura utopía, los profesionales del periodismo son esclavos de sus patronos, y los ciudadanos debemos de movilizarnos para crear una red paralela de comunicación fluida y veraz a través de los blogs, las redes sociales y la prensa independiente en internet. Llegó el momento de fomentar el periodismo ciudadano.

Bookmark/FavoritesDifunde