Convocados a través de facebook, más de 500 gijoneses nos reunimos en la tarde de ayer ante la sede del PP de Gijón para protestar por los salvajes recortes que ha aprobado el Consejo de Ministros. La calle Álvarez Garaya permaneció cortada al tráfico durante más de una hora, y esta concentración espontánea, cívica y pacifica servirá de recuerdo del día más negro de nuestra actual democracia.

El gobierno ha metido la tijera a quienes son víctimas de la crisis económica que no han provocado, con la única finalidad de dar dinero a los bancos, cuanto son precisamente las entidades financieras las causantes de  la situación que actualmente vivimos. Eso si, quedan fuera de los recortes la Familia Real, la Iglesia y los más ricos, que podrán seguir disfrutando de sus privilegios a costa del sufrido ciudadano que ya está harto de tanta injusticia.

Nuestra democracia está en peligro, estamos gobernados por neofranquistas que pretenden hacernos volver a un pasado que creíamos ya superado; y los tics fascistas se reproducen constantemente: la diputada del PP Andrea Fabra, hija del presunto delincuente económico Carlos Fabra, insulta a los parados en el Congreso con un “que se jodan“, sin que el PP le haya pedido su dimisión; y hace dos días Esperanza Aguirre con un tono sarcástico se reía de los parados. Se sienten fuertes con los votos de los ciudadanos, y y no tienen ningún reparo en mostrarse públicamente tal como son.

Durante la concentración, amenizada con música, se tuvo un recuerdo a los mineros en huelga. Fue emocionante escuchar el himno de los mineros “Santa Barbara bendita”.

La economía del país puede hundirse en muy pocos meses, y para acabar con tanta injusticia tenemos dos opciones: cruzarnos de brazos y esperar a que acaben con todo, o protestar abiertamente en la calle. El próximo jueves 19 de julio tenemos la primera oportunidad de hacerlo. Debemos de estar todos a las 20,00 horas en la Plaza de Toros de Gijón para participar en la manifestación contra los salvajes recortes. tenemos que hacernos oír.

(Con un iPhone se tomaron las fotos y en video)

 

Difunde