El pasado domingo visité por vez primera “LABORAL, Centro de Arte y Creación Industrial”, ubicado en las inmediaciones de la Universidad Laboral de Gijón, causándome una gratísima impresión. Al margen de la mayor o menor calidad de las exposiciones que periódicamente pueden contemplarse en sus distintas salas, es indudable que su arquitectura interior es estéticamente muy acogedora, y su amplitud permite que los objetos expuestos floten en grandes espacios, convirtiendo la visita en un deleite para la vista, en la que las formas geométricas se convierten en nuestra permanente compañía.

Tonos claros con colores vivos son otro aliciente que transmite optimismo y buenas sensaciones

El espacio dedicado a los niños es especialmente atractivo

Hoy me he limitado a enseñaros el continente, que incluyo dentro de la categoría “arquitectura industrial”, dado que el Centro de Arte está en su mayor parte diseñado en el interior de los antiguos talleres dedicados a la formación profesional de miles de jóvenes. En el futuro dedicaré algunas entradas a compartir con vosotros algunos contenidos.

(Aquí os dejo el enlace de un blog que cuida muy especialmente la Universidad Laboral y su Centro de Arte).

Difunde